Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

descubre

vino español
en el mundo
  • ¿Qué puede suponer el Brexit para el vino español?
  • ¿Qué puede suponer el Brexit para el vino español?
  • ¿Qué puede suponer el Brexit para el vino español?
1. Cartel anónimo que invita a hacer acopio de vino europeo antes del Brexit 2. La marcha anti-Brexit del pasado junio en Londres congregó a más de 700.000 personas. 3. Hedonism Wines, una tienda de vinos de lujo en Mayfair Fotos: Mónica R. Goya

Reino Unido

¿Qué puede suponer el Brexit para el vino español?

Mónica R. Goya | Martes 15 de Enero del 2019

Reino Unido es un mercado clave para el vino tanto en cifras como por su capacidad para introducir tendencias. Con una facturación de 17.300 millones de libras (19.300 millones de euros), según cifras de la Asociación del Sector del Vino y Bebidas Espirituosas (WSTA en sus siglas en inglés), el país es sexto en el ranking mundial y segundo en volumen solo por detrás de Alemania.

Los que barren para casa creen que el Brexit puede ser una oportunidad de oro para el vino inglés, especialmente ahora que un estudio dirigido por la empresa de estudios de mercado YouGov ha revelado que el vino se ha convertido en la bebida favorita de más de la mitad de la población británica. Hoy en día, el 99% del vino que se consume en Reino Unido es importado.

Algunas cifras

Según datos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), en 2015, el año anterior al referéndum, el valor de las importaciones de vino español a Reino Unido fue de 343 millones de euros. En 2017, sin embargo, la cifra descendió a 319 millones. 

Estudios recientes como el Wine Nation realizado por la multinacional australiana Accolade Wines apuntan a un cambio de tendencia en el consumo: beber menos, pero de mayor calidad. No preocupa solo el aumento de precios sino los efectos del alcohol para la salud.

El gasto en vino está aumentando. En los supermercados británicos, el crecimiento más fuerte (23,7%) se sitúa en la banda de precios entre 7 y 9,99 libras. En la restauración y la hostelería premium el precio de los vinos de calidad aumenta casi tres veces más rápido que en el resto del sector según datos de la distribuidora Liberty Wines.

La temida subida de impuestos

Además de lidiar con los cambios en los patrones de consumo y la caída de la libra, los profesionales del sector tendrán que afrontar la subida del impuesto al vino (duty tax) anunciada el pasado mes de octubre por el Ejecutivo británico y que entrará en vigor en febrero.

Partidaria de permanecer en la Unión Europea, la WSTA es crítica con la subida y alerta de los primeros síntomas pre-Brexit. “Está teniendo un impacto en el coste de los vinos. Desde el voto a favor de abandonar la Unión Europea, el precio medio por botella ha subido casi 30 peniques por la caída de la libra esterlina, la inflación y el aumento de los costes de importación. La decisión del gobierno de subir el impuesto al vino en línea con la inflación en los presupuestos en octubre ha añadido mayor presión y significará una subida adicional de nueve peniques para vinos tranquilos y 12 para los espumosos”.

Para la WSTA, “esta subida es extremadamente injusta, injustificada y contraproducente. Reino Unido es el mayor comercializador de vino del mundo y como tal, se merece el apoyo del gobierno, no un castigo”.

La WSTA ha publicado recientemente una hoja de ruta con sugerencias para que la transición hacia la nueva realidad se realice de la forma menos traumática posible. Entre sus apuntes destaca la necesidad de mantener los estándares europeos de producción para no minar la confianza del consumidor y exige al gobierno la garantía de acceso al mercado europeo bajo un marco libre de tarifas o cuotas y la rebaja de los impuestos al consumo de vino en Reino Unido.

La opinión de los especialistas

José Etura es director de Sabor, uno de los restaurantes españoles con más renombre de la capital británica. Regentado por la chef Nieves Barragán, su labor ha sido reconocida con una estrella Michelin cuando aún no se ha cumplido un año de su apertura. Como responsable de compra de vinos, Etura opina que “las consecuencias del Brexit para el vino español dependerán del acuerdo aduanero al que se llegue y del tiempo que se tarde. Está claro, y ya se ha visto, que a los mercados no les gusta la incertidumbre. La devaluación de la libra con respecto al euro ha encarecido el vino una barbaridad. Si a esto añadimos que aún no sabemos si se aplicarán aranceles a ciertos productos o si se continuará de algún modo con el libre comercio, el panorama es difícil de predecir”.

Etura no augura un futuro fácil para la restauración en el país. “El coste de la vida se va a encarecer por la subida de los costes laborales”. Asimismo, ve difícil prepararse para lo que viene “cuando ni el propio gobierno se pone de acuerdo. Solo se podrán tomar medidas cuando nos digan claramente a qué nos enfrentamos”, explica. 

El estudio Reino Unido y los mercados de vino globales para el 2025, elaborado por los economistas Kym Anderson y Glyn Wittwer pronostica para 2025 una subida del precio del vino para el consumidor británico del 22% (20% por la depreciación de la moneda, 4% por las potenciales nuevas tarifas a los vinos europeos y -2% debido al crecimiento negativo de los ingresos) y caídas del 28% en el consumo y del 27% en el valor de las importaciones.

Álvaro Ribalta, jefe de ventas de Indigo Wine, una importadora especializada en pequeños productores con un 40-50% de españoles en sus filas, recuerda muy bien el rápido aumento de precios tras el referéndum: la botella pasó de 15 a 17 ó 18 libras en tienda y subió entre cuatro y cinco libras en restauración. “Fueron incrementos muy altos y sucedió de la noche a la mañana. Si el trato es desfavorable para el Reino Unido, no es difícil que suceda lo que predice ese estudio: la libra seguirá cayendo, los impuestos seguirán subiendo, habrá algún arancel… es fácil que el precio del vino suba un 22%”.

¿Se verá especialmente perjudicado el vino de calidad? “Cuando sube el duty los vinos baratos son los más perjudicados porque se trata de un aumento absoluto del precio, pero cuando la libra se devalúa afecta a todos los rangos de precios”, explica Ribalta. “Si sigue subiendo el duty y se implanta además algún arancel, afectará sobre todo al vino barato, pero no creo que sea tan significativo como la caída de la libra”.

Ribalta reconoce que los productores españoles con los que trabajan están preocupados. “Reino Unido es un mercado importante, sobre todo por exposición”. 

Para Ana Gómez, una de las fundadoras de L’Oculto, vinoteca-restaurante español en el sur de Londres, “los grandes problemas del Brexit para el vino español serán la aduana y los impuestos”. Gómez espera una subida de precios considerable. “He decidido comprar varios palés antes de marzo de 2019 porque Hacienda ya nos ha mandado una carta diciendo que a partir de marzo los impuestos se van a ver afectados. También creo que el sistema aduanero se va a colapsar, al menos los primeros meses. Francia, de hecho, ya está tomando medidas y realizando un control mucho más exhaustivo”.

¿Todos en la misma situación?

Las grandes empresas del sector del vino en Reino Unido también están tomando posiciones. Majestic Wines se ha aprovisionado de un millón de botellas extra para evitar complicaciones ante un posible Brexit sin acuerdo.

Alistair Viner, jefe de compras en Hedonism Wines, la tienda de vinos más lujosa y con mayor variedad de la capital británica, cree que es muy difícil saber qué va a pasar. “Si me preguntas la semana que viene la respuesta podría ser completamente distinta. Estamos exportando mucho: tenemos envíos diarios a Estados Unidos y a Europa que se podrían ver afectados. Al final, seguirá habiendo gente que quiera comprar vino, y lo que suceda afectará a toda la industria en general porque todos estaremos en la misma situación”.

“Nadie sabe realmente cómo será el Brexit”, afirma Mike Veseth, autor de varios libros relacionados con el vino, editor del blog The Wine Economist y profesor emérito de Economía Política Internacional en la Universidad de Puget Sound (EE.UU.). “Lo único que podemos hacer es especular con la información de la que disponemos”.

En palabras de Veseth, “cualquier tipo de Brexit ralentizará el crecimiento económico y provocará la depreciación de la libra esterlina perjudicando las importaciones de vino. Las cadenas de supermercados británicas ya están sufriendo el estancamiento de la demanda y el aumento de los costes de importación, y están dispuestas a proteger sus beneficios trasladando la presión a los proveedores. Las importaciones de vino español para supermercados con precios muy ajustados pueden resultar especialmente vulnerables mientras se ajustan a los nuevos márgenes”.

ARTICULOS RELACIONADOS

El fenómeno de las tapas conquista Londres
Vinos españoles en el Londres más hipster
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: