Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

DIRECCIONES

Los habitantes de Logroño son unos afortunados. Además de tener a sus alrededores cientos de bodegas con grandes vinos, cuentan con varios establecimientos como La Tavina o Tondeluna que se toman en serio esta bebida. También se suma a este grupo de defensores del vino Wine Fandango, ubicado en un palacete señorial e histórico del centro de la ciudad.

Detrás de Wine Fandango están los hermanos Ricardo (Richi) y José Miguel Arambarri, dos jóvenes emprendedores del sector del vino (Vintae) y la construcción. Para nueva aventura enogastronómica se asociaron con el cocinero vasco Aitor Esnal y la jefa de sala Beatriz Martínez, la pareja que antes llevaba el restaurante Marinée en Logroño, bien valorado entre la gente de allí por su buena cocina y precio razonable.

La idea de abrir este espacio surgió a raíz del stand al estilo de un wine bar que Vintae construyó para la feria Alimentaria 2010 y de la propuesta de un cliente japonés de abrir un Vintae Wine Bar en Nagoya a imagen y semejanza de la estética desenfada de Vintae y sus etiquetas. Tras muchos meses de obras, licencias y hasta un viaje de Richi y Jose Miguel a Nueva York en busca de inspiración para decorar el local, Wine Fandango abrió sus puertas en octubre de 2014 con un concepto que gira en torno a tres pilares básicos: vino, gastronomía y diversión.

La cocina de Aitor se nutre de la materia prima de temporada y de cercanía con toques vanguardistas y fantástica presentación pero con fundamento y respeto al producto. La zona VIP no es un reservado sino una barra con vistas a la cocina en la que el propio Aitor prepara y emplata un menú-degustación maridado que cambia a su criterio.

El vino se trata de forma desenfadada y sin esnobismos, pero con un servicio impecable -buenas copas, temperatura correcta de los vinos y camareros formados e informados. La carta de vinos no podría ser más visual: todas las referencias que se sirven en el Wine Fandango -alrededor de 100- están expuestas en estanterías bien iluminadas a la entrada del local y abarcan una selección variada, con predominio de vinos riojanos y la gama Vintae pero con etiquetas interesantes de otras denominaciones de origen españolas y extranjeras.

La oferta de vino por copas incluye unas 20 marcas diferentes y va cambiando, pero lo que es novedoso y muy bienvenido es su intención de implantar nuevas formas de beber y disfrutar del vino: coctelería, wine flights (degustaciones de vinos de la misma gama y de varios países), vermú torero amenizado con música en directo o con DJs y vinos en porrón.

Lo bueno es que la novedad no viene acompañada de precios excesivos. El menú de fin de semana cuesta 22 € (el de diario 20 €) y el de degustación maridado 45 €. En una segunda fase, está previsto habilitar la terraza de la azotea del edificio que se sumará a la que ya existe a la entrada del local. Seguro que caben más sorpresas. Y.O.A.

ARTICULOS RELACIONADOS

Arquitectura e interiorismo al servicio del vino
De vinos por Logroño
Catas y eventos de vino en marzo de 2016