Bodega Valdemar | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Ubicada en Oyón (Álava) y con una tradición vitícola más que centenaria (de hecho, ha celebrado su 130 aniversario en 20194), la bodega se reinventó en los años 80 con la marca Conde Valdemar y una filosofía de calidad-precio que se ha mantenido a medida que ampliaba su gama de vinos.

Valdemar puede presumir de haber elaborado el primer blanco fermentado en barrica de Rioja en la cosecha 1988 o el primer reserva de garnacha. La firma también ha sido pionera en el trabajo con variedades minoritarias: apostó por la graciano a principios de los noventa y realizó algunas de las primeras plantaciones de tempranillo blanco y maturana tinta en la denominación.

Ana y Jesús Martínez Bujanda, quinta generación, están revolucionando la firma en los últimos tiempos y hasta han cruzado el charco para crear un nuevo proyecto en Walla Walla, una de las regiones más dinámicas del estado de Washington en Estados Unidos.

En casa destaca el relevo generacional del equipo técnico tanto en viticultura con la incorporación de María José Aparicio como en el departamento enológico con Antonio Orte al frente.

Es significativo que una bodega que elabora 180.000 cajas de vino al año se abastezca en su totalidad de viñedos propios. La mayor parte se encuentra en Rioja Alavesa, aunque también destaca Finca El Marquesado, una propiedad de más de 100 hectáreas y 77 de viñedo con suelos marcadamente pedregosos que se extienden desde los 528 a los 641 metros en el valle de Ocón, en Rioja Baja y cuya primera parcela se adquirió en 1982. Los blancos proceden de la finca Alto Cantabria.

Un estudio más profundo de sus más de 275 hectáreas de viñedo, por otro lado, ha llevado a la identificación de parcelas concretas y, en última instancia a la creación de nuevas etiquetas y a la reorganización de la gama de vinos. Así, Valdemar se confirma como la marca central que acoge la amplia gama de vinos de la familia y desaparece Inspiración, la que en su día fuera línea de vinos modernos.

Entre los grupos que se distinguen dentro de este nuevo paraguas están las “Selecciones Valdemar” que incluyen los monovarietales de finca Las Seis Alhajas Graciano y Balcón de Pilatos Maturana Tinta que antes pertenecían al proyecto Inspiración. Ambos se venden por unos 19 €. El antiguo Inspiración Edición Limitada (unos 33 €), un tinto de largo recorrido en botella, se comercializa ahora bajo la marca Conde de Valdemar. Se trata de un coupage de tempranillo, graciano y maturana tinta en el que cada variedad procede de una finca distinta.

La gama Conde de Valdemar agrupa al resto de etiquetas tradicionales de la casa y comienza con una selección de vinos jóvenes en el entorno de los 5,5 €: un blanco con un 70% viura y resto de verdejo y sauvignon blanc, un monovarietal de tempranillo y dos rosados, uno en versión pálida con garnacha y viura, y otro más clásico solo de garnacha. Siguen los tintos clásicos Crianza (9 €), Reserva (13 €) y Gran Reserva (20 €), todos con base de tempranillo y apoyo variable de graciano, mazuelo o incluso ocasionalmente de maturana en función de las características de cada cosecha. Mención especial merece el blanco Finca Alto Cantabria (10 €), el primer rioja fermentado en barrica con una probada capacidad de envejecimiento que ha sido reconocido como viñedo singular y que es uno de los grandes secretos de relación calidad-precio de Rioja.

La tercera pata de los vinos de Rioja es Finca El Marquesado, la propiedad de Rioja Baja u Oriental que cuenta ya con dos vinos en el mercado: el primero es un crianza que lleva el nombre de la finca (unos 7 €) y que combina tempranillo (70%) garnacha (20%) y graciano (5%). El segundo, La Gargantilla (35 €, unas 4.000 botellas) es un excelente y expresivo monovarietal de garnacha que procede de la parcela del mismo nombre y en el que manda el carácter frutal y la expresión de la variedad cuando se cultiva en altitud.

Valdemar cuenta también con Fincas Valdemacuco en Ribera del Duero donde elabora dos monovarietales de tempranillo en versión Roble (11 €) y Crianza (19 €).

La firma está actualmente presente en más de 55 países. Todos los vinos se pueden adquirir en la tienda online de la bodega. En el ámbito del enoturismo, se organizan visitas, catas y recorridos por los viñedos. Destaca su concepto de tours totalmente accesible y pensados para integrar a todo tipo de discapacitados. Reservas también disponibles en su web.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Conde Valdemar Finca Alto Cantabria F. Barrica 2014 Blanco
Conde Valdemar Tempranillo Crianza 2011 Tinto
Conde Valdemar Reserva 2009 Tinto
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

Una guía para la Rioja del siglo XXI