Bodegas Finca Allende Rioja | Spansih Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Es el proyecto de Miguel Ángel de Gregorio, uno de los grandes revolucionarios que impulsaron la modernidad en Rioja intentando recuperar la esencia de la región y remontándose a los grandes vinos de antaño. Desde este punto de vista, De Gregorio es un gran defensor del terruño, empezando por los vinos de municipio y prosiguiendo con los viñedos más emblemáticos.

Todos los viñedos de Finca Allende están ubicados en Briones o localidades limítrofes. Situada en la margen derecha del Ebro, De Gregorio siempre ha valorado la mayor exposición norte de esta zona que queda menos protegida por la Sierra de Cantabria frente a los viñedos de la margen izquierda, así como el perfil de los suelos de arcilla roja con grava en profundidad que permite el desarrollo de las raíces y contribuye a dar un carácter mineral a los vinos.

Su tinto central y el que lleva el nombre de la bodega, Finca Allende (unos 16 € en España), es un tempranillo de Briones, donde se ubica la bodega. Lleva el sello de la casa: uvas bien maduras, notable concentración y aporte justo de la barrica (con mayor peso del roble francés). Aurus (140 €) es su carta más ambiciosa, inspirada en los riojas clásicos de los años 40 y pensado para perdurar en el tiempo. Se elabora con una serie de viejos viñedos de tempranillo y graciano orientados al norte para recoger la frescura de los vientos atlánticos.

Existen también dos etiquetas de pago comercializados ambas en botella borgoña: el tinto Calvario (unos 80 €), con profundidad, texturas seductoras y gran potencial de guarda; y el blanco Mártires (80 €) que asume el reto de aportar grandeza a la viura, con un perfil que se sale de lo habitual con esta variedad y, en general, muy necesitado de desarrollarse en botella. Junto al viñedo existió en tiempos un santuario celta sobre el que se construyó la actual ermita de los Santos Mártires que le da nombre. En el plano vinícola esta singularidad se corresponde con un tipo de suelo de textura franco-arcillosa completamente distinto a todo lo que le rodea.

Hay otro blanco de viura fermentado en barrica, Finca Allende (16 €), que suele conseguir ese difícil equilibrio entre fruta y madera, y tiene además un buen desarrollo en botella que avala su gran relación calidad-precio.

Más recientemente se han añadido dos a la gama dos nuevos tintos de parcela. Gaminde (unos 50 €) es un paraje de 14 hectáreas del que solo se utilizan cuatro hectáreas que datan de 1942 y que se llevan trabajando siete años con tracción animal. Está orientada al este y la altitud ronda los 495 metros. Es todo tempranillo plantado en el suelo arquetípico de Briones: arcilla, grava en profundidad y también algo en superficie. El perfil es firme y mineral, con fruta bien madura. Mingortiz (unos 45 €) es una finca plantada en 1964 a 515 metros de altitud, con orientación sur y suelos arcillo-calcáreos que se traduce en un tinto mucho más aéreo y fragante, clave de fruta roja y jugosidad en boca.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Allende 2012 Blanco
Allende 2010 Tinto

ARTICULOS RELACIONADOS

Un recorrido on & off por Alimentaria
Una guía para la Rioja del siglo XXI
Finca Allende, un referente de Rioja, se replantea su modelo vitícola