Bodega Badiola | Spanish Wine Lover

Pasión por el vino español

BODEGAS

Un nuevo nombre a seguir en Rioja, Bodegas Badiola nace con el objetivo de llevar a la botella algunos de los terruños más característicos de Rioja Alavesa. Detrás están el empresario vasco curtido en el mundo de txakoli, Gorka Izagirre (Badiola es uno de sus apellidos), y Península Viticultores al frente de la elaboración, gestión y comercialización.

De esta forma, Península Viticultores, con los Masters of Wine Andreas Kubach y Sam Harrop al frente, repiten un modelo similar al que establecieron con el empresario Jesús Cantarero para la gestión de Fontana en Cuenca (Castilla-La Mancha). Y, al igual que Cantarero, Izagirre también ha pasado a forma parte del accionariado de Península.

La entrada en Rioja se produce con la compra de Bodegas Arabarte por parte de Gorka Izagirre en mayo de 2018. Situada en Villabuena de Álava, su gran activo eran las aproximadamente 100 hectáreas de viñedo de las que se surtía. En total, unas 300 parcelas cultivadas a los pies de la Sierra de Cantabria y repartidas entre los municipios de Villabuena, Leza, Samaniego, Navaridas, Laguardia y Baños de Ebro. Con una edad media de 55 años, una parte importante eran viñas plantadas en los años veinte, treinta y cuarenta del siglo XX, bastante antes de la entrada masiva de clones en la región. Para Kubach y Harrop es un material ideal para dibujar una Rioja Alavesa contemporánea centrada en vinos de origen y no tanto de estilo, elegantes, bebibles y aptos para el envejecimiento.

La bodega se ha estrenado con una cosecha de muy buena calidad, la 2018, que se elaboró en instalaciones improvisadas bajo carpas porque los depósitos de Arabarte eran demasiado grandes para poder realizar una vinificación adaptada a los distintos terruños. En la actualidad, se está edificando una nueva bodega junto a las instalaciones originarias. El objetivo a medio plazo es procesar 900.000 kilos de uva al año.

La gama se ha estructurado en forma de pirámide de acuerdo con una filosofía borgoñona que pretende abarcar desde coupages de entrada de gama a vinos de paraje, aunque se prevé también el lanzamiento de un crianza en la cosecha 2020 y un reserva al año siguiente. Tampoco está previsto que se elaboren vinos de paraje antes de 2022.

Las dos cuvées de la base de la pirámide, una blanca y otra tinta, se presentan como vinos de zona con el distintivo de Rioja Alavesa y se comercializan en el entorno de los 8 €. Sus nombres hacen alusión a la forma tradicional de cultivo de las variedades blancas y tintas en la región: Viura de Cabezadas en el caso del blanco elaborado sin madera y Tempranillo de Laderas para el tinto, con solo una cuarta parte del vino criado en roble.

En el siguiente escalón elaboran también un blanco y un tinto bajo la marca Las Parcelas (ambos alrededor de 15 €) a partir de una selección de viña vieja asentada en suelos calizos. En ambos casos, solo una cuarta parte del vino envejece en madera.

Por último, los vinos de municipio se han topado con la reglamentación del Consejo Regulador que vincula la categoría a la ubicación de la bodega. De ahí que se hayan desmarcado con unos nombres cifrados que dejan entrever la identidad de los tres primeros pueblos que han salido al mercado: L4GD4 por Laguardia (fresco, aéreo, fruta roja), V1BN4 por Villabuena (más redondo, maduro y con bastante centro de boca) y L3Z4 por Leza (fruta madura, estructurado, buena acidez y con mimbres de guarda). Los tres se venden en el entorno de los 24 €.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

L3Z4 Viñas Viejas 2018 Tinto