Bodega Carles Andreu | Spanish Wine Lover

Pasión por el vino español

BODEGAS

Situada en el pequeño municipio de Pira (Tarragona), es la única bodega privada de Conca de Barberá centrada en la producción de cava (representa el 85%). Es más, en una región dominada por cooperativas hasta mediados de los ochenta y muy centrada en abastecer de vino base a algunos de los productores de cava más importantes del Penedès, nació como un proyecto 100% de espumosos.

Todo empieza en 1989 cuando Carles Andreu, de familia de viticultores y técnico de la cooperativa local formado en Montpellier, arranca modestamente elaborando sus vinos base en la propia cooperativa y envejeciendo en un viejo lagar.
La familia cultiva 90 hectáreas de viña en Pira y municipios colindantes de las que solo elabora poco más de una treintena. El resto las trabajan como socios de la cooperativa de Sarral, la única independiente que queda en la zona, según cuenta Bernat Andreu, quien ha tomado el testigo en la elaboración. Las viñas más viejas que cultivan y que llegan a los 90 años son de trepat, la variedad tinta tradicional de la región. Se distingue por su escaso color, alta acidez (similar a la de variedades blancas, según Bernat) y características notas especiadas.

La casta blanca más abundante en esta región de clima más fresco que Penedès es la delicada y vibrante parellada, que constituye la base de sus cavas y que normalmente representa en torno al 70% del ensamblaje. El resto se completa con macabeo, xarel.lo y chardonnay.

Producen unas 140.000 botellas anuales, de las que unas 110.000 son de cava. La línea de espumosos arranca con un cava básico muy asequible en el entorno de los 7-8 € que se elabora en versión brut, brut nature y semi-seco (aunque este último está a punto de convertirse en un cava dulce de postre). También producen un Reserva que convertirán en Gran Reserva, un Reserva Barrica (16 €) y dos cavas rosados de trepat, uno de ellos con fermentación en barrica (unos 18 €). El producto más especial es L’Era del Celdoni Gran Reserva (29 €), un parcelario que procede de una viña comprada por el abuelo (otro Carles Andreu) hace 50 años. Candidato a convertirse en cava de paraje, es el vino de más largo envejecimiento de la casa y desde la cosecha 2015 se elabora exclusivamente con parellada.

La familia tiene la intención de aprovechar al máximo la zonificación y los nuevos indicativos aprobados por la DO Cava para situar todos sus espumosos dentro de la subzona de Serra de Prades, convertir su gama más joven en reservas para poder llevar el indicativo Cava de Guarda Superior y utilizar el sello de “elaborador integral” que avala a aquellos productores que vinifican la totalidad de las uvas. Además, desde la vendimia de 2021, contarán con la certificación ecológica. En sus nuevos etiquetados incluirán la fecha de degüelle y numeración de botella.

La gama de vinos tranquilos está compuesta de un blanco de parellada que sale de la misma finca que su mejor cava (10 €; las terrazas superiores se destinan al espumoso y la parte de abajo al vino tranquilo) y tres tintos de trepat. Las opciones van desde un maceración carbónica (Novell, solo 2.400 botellas, 8 €) que se lanza el 11 de noviembre coincidiendo con San Martín, al 12 @ (Arrobas), un tinto joven de maceración corta y sin madera que sale al mercado en marzo, y el más serio Carles Andreu Trepat (13,50 €), elaborado con las tres parcelas más viejas que se dejan madurar durante más tiempo para llegar a los 13% vol. y una breve crianza de seis meses en madera.

La comercialización es bastante personalizada. Con un histórico de 30 años de atención a visitantes, el 25% de la venta es directa en bodega. Su amplia base de clientes, con condiciones específicas de precio y envío, han sido una bendición durante la pandemia. Del resto, un 25% se destina a exportación, un 20% se encomienda a distribuidores y el resto lo gestiona directamente la familia.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

L’Era del Celdoni Gran Reserva Brut Nature 2012 Espumoso

ARTICULOS RELACIONADOS

Conca de Barberà: monasterios, bodegas modernistas y trepat