Spanish Wine Lover. Conoce y disfruta el vino español

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Desde su aparición a mediados de la década de los 2000, esta firma ubicada en Torroja del Priorat revolucionó la forma de trabajar en la abrupta denominación catalana y anticipó algunas de las tendencias actuales en la zona. En estos años Terroir al Limit ha pasado de ser un pequeño proyecto que producía apenas 10.000 botellas repartidas en cinco etiquetas diferentes a elaborar 100.000 botellas y ampliar su gama, especialmente por la vía de los blancos. En la actualidad cuenta además con 25 hectáreas de viñedo en propiedad.

El proyecto nació de la colaboración entre el conocido elaborador sudafricano, autor de Columella, Eben Sadie, el empresario alemán Dominik A. Huber y el viticultor local Jaume Sabaté. Sadie y Huber ya habían hecho sus pinitos en la zona, pero la nueva entente propició una nueva visión y una forma diferente de elaborar.

De entrada, filosofía francesa aplicada al terruño y distinguiendo entre vino de pueblo (anticipándose ligeramente a la zonificación oficial de la región y a la creación de la categoría vi de vila), vino de coster y vino de altura que sería el equivalente al grand cru; preferencia clara por la cariñena y garnacha mejor que no provenga de suelos de pizarra; no se buscan maduraciones excesivas y se vendimia de forma más bien temprana; la fermentación se realiza con raspón (últimamente se retira antes de que finalice por completo) en cubas abiertas de plástico y la madera se limita a la mínima expresión, favoreciendo los envases de gran tamaño y en especial los foudres.

Hace ya unos años que Terroir al Limit perdió a uno de sus integrantes, Eben Sadie, totalmente centrado ahora en Sudáfrica donde cuenta ya con dos bodegas. La gama de vinos, de precios elevados, se inicia con el blanco Terra de Cuques (16.000 botellas, 30 €, pedro ximénez de El Lloar en arcilla y un 10% de moscatel de pizarra de Porrera, todo en cemento durante 18 meses) y el tinto Vi de Vila (vino de pueblo) de Torroja (29 €, 20.000 botellas), que apuesta por un estilo de priorat más aromático y menos estructurado. Los blancos se trabajan al modo de los tintos, con unos 10 días con raspón y pieles y prensando antes de acabar la fermentación, con excepción de Pedra de Guix que se despalilla y se cría en foudres y barricas grandes de roble.

La gama de vins de costers incluye dos monovarietales de cariñena de orientaciones y estilos diferentes: Arbossar (55 €, orientación norte, viñedo en propiedad, carácter más fresco y balsámico) y Dits del Terra (53 €, orientación sur, más estructurado y mineral); en el blanco Pedra de Guix (53 €, 80% garnacha blanca, macabeo y pedro ximénez con combinaciones de suelos diferentes) se busca una expresión más oxidativa y más volumen en boca). Los dos tintos top proceden de dos viñedos situados a gran altitud: Les Tosses (180 €, 100% cariñena), que lo tienen en propiedad y del que sale un tinto muy mineral y con capacidad de guarda; y Les Manyes (180 €, 100% Garnacha), que procede de un viñedo situado en la montaña del Montsant sobre arcillas rojas y es especialmente elegante, evocador en sus aromas y con un final de boca especialmente largo e impactante.

La investigación en blancos ha llevado a producciones anecdóticas de monovarietales de moscatel (poco más de 1.000 botellas, fino y con gran carácter de hierbas mediterráneas) y xarel.lo en el caso de Cartoixà (poco más de 600 botellas), más armado y sápido. Todos los blancos son vinos muy gastronómicos, fruto de la pasión de Dominik por la comida. De hecho, el rosado Roc d’Aubaga (unas 1.200 botellas, 36 €) se elabora con mayoría de uvas blancas (garnacha blanca con algo de garnacha gris y solo un 5% de garnacha tinta) y el mismo procedimiento usado para los blancos.

En paralelo, se ha comenzado a hacer un vino regional en las viejas instalaciones de la cooperativa de Torroja inspirándose en las elaboraciones de La Unión de Tarragona anteriores a la llegada de los pioneros del Priorat en los ochenta y que elaboraba vinos de Priorat con una etiqueta en la que se citaban los pueblos de la comarca. En esta línea se elaboran un blanco y un tinto bajo el nombre Priorat Historic recuperando las elaboraciones en cemento con raspón y sin intervención de la madera. Los vinos, que ofrecen una rusticidad buscada, se comercializan en el entorno de los 16 € y se espera crecer en volumen.

La bodega celebra en el mes de octubre su particular fiesta de la vendimia en la que, junto a sus vinos, siempre están presentes interesantes bodegas de otros países.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Les Manyes 2011 Tinto
Terra de Cuques 2013 Blanco
Torroja Vi de la Vila 2013 Tinto
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

¿Conoces el nuevo Priorat?
Nuestra selección de priorats tintos… y blancos
Los suelos de la garnacha
Copenhague, paraíso para los vinos naturales españoles
Tintos de Priorat: cada vez más diversidad
Garnacha, ¿puede una uva ser sexy?
El pequeño y atractivo mundo de los priorats blancos