Pasión por el vino español

descubre

vino español
en el mundo
  • La revolución del vino español, vista por tres expertos británicos
  • La revolución del vino español, vista por tres expertos británicos
  • La revolución del vino español, vista por tres expertos británicos
1. Jancis Robinson MW. 2. Tim Atkin MW en Rioja. 3. Jamie Goode en Jerez. Fotos: Yolanda Ortiz de Arri y cedidas por los entrevistados.

Reino Unido

La revolución del vino español, vista por tres expertos británicos

Anna Harris-Noble | Jueves 20 de Febrero del 2020

A pesar del Brexit, Reino Unido sigue siendo uno de los principales mercados para el vino español con una tradición exportadora que se remonta a Jerez y Rioja y a la que se han sumado vinos de zonas menos conocidas en los últimos tiempos. A menos de una semana de la segunda edición de Viñateros en Londres, la cata que intenta mostrar la visión más terruñista de España a los profesionales británicos del vino, hemos preguntado a algunos de los críticos más respetados de ese país si creen que efectivamente existe una revolución en el viñedo español y quién la están liderando.

Hablamos con Jancis Robinson MW, la escritora de vinos más influyente del mundo, aprovechando su visita a Madrid el año pasado para presentar sus excelentes copas de vino. También hemos recabado las opiniones de Tim Atkin MW, especialista en vinos de España y Sudamérica, y de Jamie Goode, autor del blog Wine Anorak y experto en la ciencia del vino. Todos ellos valoran positivamente la actual oferta de vinos españoles al alcance de los aficionados.

¿En qué consiste? 

El lema de Viñateros es “la revolución del vino español” y, de hecho, sus organizadores se centran en productores que comparten la idea de que los grandes vinos se hacen en el viñedo y que la expresión del lugar es más importante que las técnicas de elaboración. Es un planteamiento que comparte Jamie Goode y que relaciona con el movimiento del vino natural. “Hay una tendencia hacia los vinos auténticos y ‘naturales’ en el sentido más amplio del término. Estamos viendo vendimias tempranas, menos extracción, menor aporte de roble nuevo para que la fruta pueda brillar con fuerza o el uso de viñas viejas que antes se diluían en los vinos de mezcla. El reciente libro de Luis Gutiérrez, Los nuevos viñadores. Una nueva generación de viticultores españoles, es básicamente una guía de productores de vino natural de toda España”.

Jancis Robinson considera que los vinos parcelarios, las elaboraciones con viñas viejas, la sostenibilidad y la recuperación de variedades forman parte de esta nueva ola. “Siempre he sido una gran fan de la garnacha. No quiero decir que sea anti-tempranillo, pero me resulta muy triste la enorme cantidad de viñas de garnacha que se han arrancado, así que estoy encantada de ver más y más vinos elaborados con cepas viejas de esta variedad en lugares como Gredos y Aragón”.

Tim Atkin cree que la revolución no tiene que ver solo con estilos de vino. “Creo que esta ‘nueva ola’ es un estado mental”, señala. Desde su punto de vista, el sector del vino en España ha experimentado cambios decisivos como “el abandono del ‘vino-fórmula’ que dominó gran parte de la industria en la década de los noventa y primeros años 2000”. Según Atkin, “cada vez es más habitual vendimiar antes y utilizar menos roble o prescindir totalmente del roble nuevo a la vez que se favorece la frescura y el equilibrio por encima de la potencia y la extracción. El terruño vuelve a tomar la palabra”.

Rebeldes y renovadores

En cuanto a los productores que están liderando este proceso, Tim Atkin MW señala que “hay muchos en cada región y no son necesariamente los más jóvenes. Uno también puede ser rebelde a los cincuenta o los sesenta; el manifiesto del Club Matador fue una iniciativa de Telmo Rodríguez. Pero también hay grupos muy dinámicos de jóvenes elaboradores como Rioja n’ Roll o Los Martes Locos”.

Jamie Goode detecta “un nuevo tipo de energía” en España gracias a productores como Eulogio Pomares en Rías Baixas al que describe como “un genio que hace vinos increíbles” (esta es su reseña de una visita de 2018 en la que le dio calificaciones de hasta 96 puntos a sus vinos). “También, por supuesto, Raúl Pérez, y Willy Pérez y Ramiro Ibáñez en Jerez. Envínate también está haciendo grandes cosas en Ribeira Sacra y Tenerife, al igual que Suertes del Marqués en Tenerife,” añade.

Jancis Robinson cita también a Suertes del Marqués y Envínate como productores que han abierto una nueva dimensión del vino español por el mundo junto a Rafael Palacios: “Cuando probé la primera añada de As Sortes me enamoré totalmente del vino. Creo que es uno de los grandes blancos secos del mundo”, señala. También cree que será muy interesante seguir el trabajo de Fernando Mora MW. “Está elaborando vinos muy interesantes y haciendo mucho ruido con ellos.  Cualquiera que decida convertirse en Master of Wine para hacer vino merece atención.” La Master of Wine británica no se olvidó de algunos grandes nombres del sector en España. “Admiro todo el trabajo que lleva haciendo Torres desde hace tiempo en cuanto a sostenibilidad y recuperación de variedades ancestrales. He seguido su historia desde los años ochenta cuando plantaban variedades francesas en España, y Miguel hijo está manteniendo muy bien el espíritu de la compañía”.

Regiones punteras

Interrogados sobre las zonas vinícolas más interesantes, los tres coinciden en destacar Canarias. Atkin y Robinson también mencionan Gredos, y Atkin y Goode Ribeira Sacra. De forma individual, Atkin destaca Bierzo y Goode Valencia “donde están ocurriendo cosas muy interesantes con la bobal”. Por su parte, Robinson asegura que le gustaría visitar Alicante.

En lo que a grandes zonas se refiere, Atkin señala que tanto Rioja, cuyo nuevo informe acaba de publicar, como Ribera del Duero son regiones bien establecidas que están experimentando cambios interesantes. Sin embargo, para Goode, “Rioja funciona como una gigantesca maquinaria industrial; aunque hay destellos interesantes en la zona, es difícil cambiar el rumbo de una nave tan pesada. Uno de ellos es MacRobert y Canals, el proyecto liderado por un joven sudafricano que está hacienda lo que hay que hacer en este momento: buscar viejas parcelas que se destinaban a vinos de mezcla para elaborar vinos interesantes embotellándolas por separado. Visité hace poco Ribera del Duero y la historia es muy parecida. Penedès y Cava son un gran lío ahora mismo”. 

Jamie también destaca Jerez, un región sobre la que Jancis y yo comentamos en detalle tras la publicación de un artículo en su web lamentando el continuo descenso de las ventas de estos vinos en el mercado.

“Espero que al menos mi artículo haya servido para animar a los productores a ser un poco más proactivos y hay noticias esperanzadoras como la llegada de Peter Siseck. Creo que Jerez necesita dejar de mirarse el ombligo y actuar con más rapidez dejando de lado el “mañanerismo” típico de los andaluces. Es una zona que hay que reivindicar y creo que es muy positivo contar con productores como Peter. Deben concentrarse más en los vinos de pago, acercarse a los grandes vinos tranquilos y apostar por la renovación, en lugar de que tengan que ser siempre Equipo Navazos y The Wine Society quienes enarbolen la bandera de los nuevos jereces de calidad”.

De su visita a España, Robinson también destaca el “buen trabajo” realizado por Fernando de Castilla y su descubrimiento de los vinos de Callejuela, sobre los que escribió a posteriori y que se podrán catar en Viñateros.

Los nuevos vinos españoles en Reino Unido

En lo que respecta a cómo conseguir estos vinos en Reino Unido, Indigo Wines, principal promotor de Viñateros, es el importador que cuenta con una selección más amplia en su portfolio junto con H2Vin y con una casa más tradicional como FMV.
 
A la pregunta de si los consumidores británicos están realmente interesados en estos nuevos vinos españoles, Jamie Goode asegura: “Odio hablar de consumidores en general porque existen segmentos muy diferentes. Es difícil llegar a un consumidor que compra en [el supermercado] Tesco y busca los riojas de siempre, aunque con un poco de tiempo y de forma parecida a como ocurre en el mundo de la moda con la alta costura, la tendencia hacia una menor presencia de roble y vendimias más frescas puede ir impregnando estos niveles más bajos del mercado. Sin embargo, para el tipo de aficionado con el que yo me relaciono y los restaurantes que frecuento, España ha vuelto con fuerza y mola”. 

Precios

El precio asequible de los vinos españoles se ve a la vez como un atractivo y como un obstáculo que hay que superar.

“Mis lectores cada vez están más interesados en este tipo de vinos que muestran el terruño”, señala Atkin. “España ofrece calidad, precios asequibles y una paleta única de sabores y variedades de uva”.

Para Robinson, “España es un país con una gran diversidad y una increíble cantidad de vinos de gran relación calidad-precio, en especial riojas viejos y embotellados antiguos; un rioja envejecido es tan sutil como cualquier vino francés”.

“Creo que España ofrece vinos interesantes a precios que yo y otros consumidores ‘normales’ nos podemos permitir”, apunta Goode. “Son vinos que se venden entre las 12-13 y las 20 libras; no muy baratos, pero sí asequibles”.

Paradójicamente, conseguir precios que permitan sostener la industria es uno de los elementos clave para Tim Atkin y Jamie Goode de cara a mejorar la oferta de vinos españoles en Reino Unido. “Creo que el éxito moderado es el mayor enemigo del verdadero éxito”, opina Goode. “En España hay demasiados productores en la parte baja del mercado que se limitan a cubrir costes; llevan tanto tiempo en esta situación que ahora les resulta muy difícil salir de ella. Los vinos de Península Viticultores son buen ejemplo de vinos que se venden bien a precios asequibles y sostenibles”.

Atkin se hace eco de esta misma situación: “Los precios son demasiado bajos para la buena marcha de la industria a largo plazo. Eso sí, para los consumidores es un momento fantástico para beber vinos españoles”.

Qué aporta Viñateros 

Para Jancis Robinson, Viñateros es el tipo de evento promocional en el que deben involucrarse las bodegas. “Los productores tienen que viajar más. Visitar Londres y Nueva York y deslumbrar a los aficionados. La gente puede tomar un vino estupendo pero normalmente no lo recuerda si no se asocia a una personalidad. España necesita embajadores para sus vinos”. 

“Pienso acudir a Viñateros porque permite ver el gran espectro de vinos que se producen ahora en España. Te ofrecen una buena perspectiva y además tengo ganas de descubrir nuevas cosas,” comenta Jamie Goode. Tim Atkin, quien lamenta perdérselo al estar en Argentina en esas fechas, considera que “hay mucha energía en la actual escena vinícola española”.

Yo, por mi parte, estaré encantada de poder reencontrarme con caras conocidas y de descubrir nuevos productores en Viñateros. La cita es el 25 de febrero en Londres.

ARTICULOS RELACIONADOS

Los vinos españoles de terruño, a la conquista de Reino Unido
La crisis del coronavirus en el sector del vino en España
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: