Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

DIRECCIONES

Gracias a la inquietud del sumiller Jon Andoni Rementería, Mejor Sumiller de España 2018, premio Custodio Zamarra 2009 y finalista de La Nariz de Oro 2011, el asador Remenetxe es el gran punto de encuentro para los aficionados al vino de la comarca vizcaína del Urdaibai, y para todos los wine lovers que pasen algunos días en el bello entorno de la ría de Gernika, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1984.

El restaurante, ubicado a la entrada de ese municipio, es un caserío cuidadosamente restaurado y con capacidad para organizar todo tipo de eventos y celebraciones, y está prácticamente al lado de las actuales instalaciones de Itsasmendi, una de los elaboradores más reconocidos de txakoli. Fue inaugurado en 1987 por los padres de Jon Andoni, José Antonio Rementería y Rosa María Etxeandia, que crearon el nombre a partir de la combinación de sus apellidos. En esa época Jon Andoni tenía 17 años y ayudaba en el restaurante los fines de semana, pero ya empezaba a trastear con el vino y creó muy pronto una zona en la que iba reservando botellas.

Gracias a esta intuición de ir creando un botellero propio y a la práctica bastante habitual en el País Vasco de comprar en cantidad, ahora se puede ofrecer una amplia selección de riojas de los 70 y 80 a precios asequibles, entre ellas Faustinos, Murrietas, Imperiales o Viña Reales junto con Remelluris o Artadis. Hay añadas más antiguas que considera su colección personal y no están en venta.

Rioja, con presencia también de bodegas más jóvenes e innovadoras como Tentenublo, manda con autoridad en una carta con algo más de 1.400 referencias, de las que casi 300 son extranjeras. También hay que destacar una selección de txakolis muy a la última y la presencia de vinos de otras regiones españolas, algo que no siempre ha sido fácil en esta zona de reconocida “riojitis”. Hoy, sin embargo, la clientela extranjera, siempre a la búsqueda de vinos clásicos, va en aumento.

La cocina es tradicional, muy basada en la calidad de la materia prima de la zona: la huerta de los caseríos, las ricas carnes locales y pescados frescos del puerto de Bermeo, lo que no siempre es barato, pero los atractivos precios de los vinos son un excelente reclamo para los aficionados.

Desde hace ya algunos años, Jon Andoni cuenta con una amplia bodega independiente del restaurante donde organiza todo tipo de catas y eventos. Un gran entusiasta de todo lo que tenga que ver con el vino, está también encantado de hacer catas a medida. A.C.