Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

DIRECCIONES

Cambados es una pequeña ciudad a orillas de la Ría de Arousa en el corazón de las Rías Baixas, que cada mes de agosto acoge la conocida Fiesta del Albariño. Las celebraciones duran sólo un día, pero en la Vinoteca Ribeira de Fefiñans, un lugar de visita obligada para cualquier aficionado al vino en ruta por Galicia, se puede disfrutar del vino todas las mediodías y noches del año.

Los propietarios son José Aragunde y su mujer Olga, quienes han combinado bajo un mismo techo un bar-restaurante y un alojamiento con nueve habitaciones. En el pequeño comedor, que cuenta con 10 mesas y unos taburetes en la barra, se amontonan las botellas en las estanterías, con los precios de venta bien visibles.

En la pequeña terraza de la calle hay un puñado de mesas desde las que se disfruta de buenas vistas de la ría. Es un buen lugar para sentarse y tomar una copa de albariño o godello mientras se contempla la puesta de sol en el horizonte. Cuando hay marea baja se puede ver un pequeño ejército de mujeres con botas altas impermeables sacando berberechos de la arena y echándolos a grandes cubos rojos, listos para llevarlos rápidamente a la cocina de Ribeira de Fefiñans.

Doblando la esquina de la vinoteca se encuentra A Despensa, la tienda de vinos en la que suele estar Olga y que cuenta con una amplia selección de vinos locales e importados y que se envían al resto de España y al extranjero.

Como es de esperar, tanto en la vinoteca como en la tienda destaca la oferta de vinos de Galicia, con una presencia considerable de marcas de Rías Baixas y de otras denominaciones gallegas como Ribeira Sacra, Valdeorras, Ribeiro o la cercana región de El Bierzo.

Se centran en bodegas pequeñas y elaboradores que despuntan como Lagar de Costa, Zárate, Nanclares, Rodrigo Mendez y Forjas del Salnés. “Aquí tenemos una verdadera cultura del vino”, comenta José con orgullo. Para reforzar la idea, explica que la mayoría de los jueves por la noche dirige catas comentadas para grupos de aficionados a las que se suelen apuntar sumilleres de la zona, productores y turistas de vacaciones a los que les gusta el vino.

Al frente de los fogones está Xavi, cuyos platos están a la altura de los vinos y se nutren de productos de calidad de Galicia, tanto del mar como del interior. No hay que perderse la ensalada de pulpo, el queso ahumado San Simón con reducción de vino ni platos de marisco como la ensalada de vieras con setas, las gambas o los berberechos recién cogidos y salteados en la sartén con ajo y aceite de oliva. S.S.

ARTICULOS RELACIONADOS

Nanclares y Prieto: los malabaristas de la albariño
Rías Baixas: Ruta hedonista para aficionados al vino