Cuevas de Arom Bodega | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Tras Bodegas Frontonio en Valdejalón, éste es el nuevo proyecto en Aragón del Master of Wine Fernando Mora, el abogado Francisco Latasa y el enólogo Mario López, fruto de una muy estrecha colaboración con la cooperativa Santo Cristo de Campo de Borja que incluye el trabajo con viñedos de sus socios y la elaboración en sus mismas instalaciones ubicadas en Ainzón. El hecho de que Mario López sea desde 2017 enólogo de la cooperativa facilita en gran medida el trabajo.

El objetivo es recuperar y poner en valor algunos de los viñedos más viejos y singulares de garnacha, todos ellos de secano y con cepas en vaso. Se elabora en las instalaciones de la propia cooperativa y los vinos se crían en un antiguo depósito de cemento que a modo de sala de barricas emula las bodegas-cuevas tradicionales de la zona. Muy oportunamente, uno de los lemas del nuevo proyecto reza: “Elaboramos bajo tierra garnachas de altura”.

Los tres socios y amigos quieren ofrecer un perfil más refinado de la garnacha de Aragón, con menos extracción y sin peso del roble. Tras las experiencias de fermentación realizadas en Valdejalón, las uvas se trabajan en lagos abiertos con distintos tiempos de contacto entre mosto y hollejo en función de las características de la vendimia. Se está probando también con fermentaciones con raspón para obtener mayor sensación de frescura y profundidad en zonas de alta madurez. Para Mora, “aunque los taninos sean más agresivos al principio, los vinos con raspón evolucionan más despacio”. La diversidad de recipientes de crianza es otra de las características de Cuevas de Arom: desde cemento tradicional y huevos de cemento y flexitank a bocoyes y barricas de roble.

Los primeros vinos en salir al mercado, ambos de la cosecha 2015, fueron el tinto central Cuevas de Arom As Ladieras (algo más de 13.000 botellas, unos 18 €) y Os Cantals (3.145 botellas, 39 €), que toma su nombre de uno de los viñedos de suelos extremadamente pedregosos con los que se elabora. Al proyecto, que está diseñado para 40.000 botellas, se sumaron en la cosecha 2016 otra garnacha de mayor disponibilidad, Pedra Forca (20.000 botellas, 15 €), además del tinto top del proyecto Tuca Negra (menos de 1.000 botellas, ) que está elaborado en su totalidad con raspón. Con excepción de Cuevas de Arom (Arom es el apellido de Fernando Mora leído al revés), el resto de los vinos se han nombrado con la lengua local fabla o aragonés.

ARTICULOS RELACIONADOS

Fernando Mora MW sobre la zonificación en España
Frontonio busca la mejor garnacha de Aragón