Bodega Fedellos do Couto | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Tras su experiencia elaboradora en la Sierra de Gredos, los enólogos madrileños Curro Bareño y Jesús Olivares, han desarrollado el resto de su carrera profesional en Galicia, a caballo entre Valdeorras y Ribeira Sacra. Pero fueron los viñedos imposibles y al límite de esta última región los que les conquistaron hasta el punto de crear un proyecto propio en la zona junto a Luis Taboada, cuya familia contaba con viña y un pazo histórico en Abeleda, en la vertiente orensana del Sil.

Fedellos de Couto arranca oficialmente en la añada 2013. Fedellos quiere decir travieso en gallego y Couto alude al nombre del pazo de los Taboada donde empezaron a elaborar los vinos. Utilizando muchas de las técnicas características de Gredos (fermentaciones espontáneas con raspón, encubados largos sin apenas extracción y envejecimiento en maderas usadas), proponen un estilo de vinos expresivos, sutiles y con mucha frescura.

Con el viñedo familiar de Luis Taboada de Abeleda se elabora el vino Cortezada (16 €, 6.000 botellas). Se trata de una viña joven asentada en suelos de gneiss con bastante presencia de cuarzo. Sin embargo, la mayor parte de las uvas del proyecto proceden del valle del Bibei en el extremo oriental de la denominación donde el río del mismo nombre hace de frontera entre Ribeira Sacra y la vecina DO Valdeorras.

Gracias a su mayor altitud, el valle del Bibei sirve muy bien a la filosofía de elaborar vinos frescos y elegantes al alargar el ciclo vegetativo. Esta idea se refuerza con la búsqueda de viñas en orientaciones de mañana que evitan una insolación excesiva y donde se consigue una mejor sanidad al secarse antes el rocío de la noche.

Con las variedades blancas, fundamentalmente godello y dona blanca, repartidas en las pequeñas parcelas características de esta zona aislada y despoblada, se elabora Conasbrancas (18 €, 5.000 botellas). Lomba dos Ares (18 €, 8.000 botellas) es su equivalente tinto, elaborado con un tercio de mencía, un tercio de tintorera y un tercio de otras variedades. Por último, Bastarda (28 €, 5.000 botellas) es un monovarietal de merenzao que incluye un pequeño porcentaje de uvas de Ribeiras do Sil y desde 2018 también de Valdeorras. La idea de futuro es que este vino sea un 100% Bibei, pero sirviéndose de uvas de las dos orillas.

La salida de la DO Ribeira Sacra en la cosecha 2016 como consecuencia de la descalificación de algunos vinos por “falta de tipicidad” y la creación de un nuevo proyecto por parte de Bareño y Olivares río arriba, en una zona que queda fuera de DO han cambiado su visión de la zona. “Estamos dejando de mirar los dos lados del río como dos regiones diferentes”, explica Bareño en un momento en el que pueden mezclar libremente uvas de ambas orillas.

El nuevo proyecto se articula en torno Viana do Bolo, un municipio con parroquias adscritas en ambas orillas del río. Esta zona es mucho más fría y elevada (hasta 850 metros de altitud) y el paisaje menos escarpado al discurrir el río más próximo al páramo. Aquí se cultivan variedades tintas (mencía, gran negro, mouratón, tintorera, bastardo) y blancas (godello, dona blanca, palomino) en pequeñas parcelas plantadas en vaso sobre suelos muy brillantes por su alta proporción de mica.

Conocido como Peixes, aunque el nombre oficial es Viños do Macizo Ourensán, el proyecto arranca con la añada 2016. La gama incluye tres tintos que siguen la misma filosofía de elaboración que Fedellos. El entrada de gama Lacazán (12 €, 3.800 botellas, quiere decir holgazán) es un sousón (60%) al que se añaden descartes del resto de la gama: Peixe da Estrada (15 €, 10.000 botellas), que mezcla 85% de uvas tintas con 15% de blancas, y el más refinado Peixes da Rocha (18 €, 3.500 botellas), elaborado a partir de las dos viñas más altas en suelos de granito.

En la actualidad se elaboran entre 30.000 y 35.000 botellas para Fedellos de Couto y algo más de 15.000 para Peixes. Desde la añada 2019 todos los vinos se elaboran en las cuevas del viejo barrio de bodegas de Seadur en Valdeorras. Califican la añada, pero no la variedad porque en Galicia no es posible hacerlo cuando se trabaja fuera de DO o IGP.

La última aventura de Curro y Jesús les ha traído de vuelta a Gredos donde se han asociado con el italiano Gianpaolo Armando y su mujer Victoria, natural de San Martín de Valdeiglesias, para desarrollar el proyecto Ca’ di Mat que en dialecto piamontese quiere decir “casa de locos”.