Viña Meín Galicia | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

La finca de Meín, en el municipio de Leiro, figura en los libros de historia de Galicia como uno de los primeros asentamientos de población dependientes del Monasterio de San Clodio. La bodega actual, que ha sido pionera en la recuperación de la treixadura y de otras uvas autóctonas de la zona, así como en la configuración de los actuales blancos del Ribeiro, es el proyecto de un grupo de amigos y familiares liderados por el abogado y empresario Javier Alén, que pasó todos los veranos de su infancia en Leiro junto a sus abuelos.

En 1988 se plantaron las primeras viñas, la bodega se inauguró en 1993 y la primera añada en salir al mercado fue la 94, con apenas 7.000 botellas de producción. En la actualidad, el viñedo ha crecido hasta las 17 hectáreas con las que se elaboran entre 90.000 y 110.000 botellas dependiendo de las características de la añada.

Desde la cosecha 2014, la bodega cuenta con el asesoramiento de Daniel Landi y Fernando García, el conocido equipo de Comando G que ha contribuido notablemente a poner sobre el mapa las garnachas de Gredos y que han quedado fascinados con el paisaje y el potencial de esta región de tanta tradición vitícola en Galicia. Su idea es trabajar con un concepto borgoñón del terruño. De este modo, el Viña Meín blanco de siempre (unos 12 €, con crianza con lías en acero inoxidable y base de 70-80% treixadura con godello, albariño, loureriro, torrontés, lado y albilla) se convertirá en un blanco representativo del valle del Avia.

El antiguo fermentado en barrica, que ahora se llama Eiras Altas, ha cambiado totalmente su estilo y se elabora en foudre. Las uvas proceden de San Clodio, de la finca que rodea la bodega con suelos de sábrego. En la cosecha 2014 se elaboró con treixadura y godello a partes iguales pero desde la 2015 ha sustituido la godello por albariño y loureira consiguiendo mucha más mineralidad, tensión y frescura. Atención al papel que puede jugar la albariño en Ribeiro como uva coral y con un perfil diferente al de Rías Baixas, de frescura, pero con acidez algo más amable.

El proyecto contempla la elaboración de blancos y tintos de fincas muy concretas. El primero en salir al mercado con la cosecha 2014 ha sido Tega do Sal (unos 25 €, 2.750 botellas), procedente de dos viñedos de la zona de Vilerma, uno de los escenarios históricos del valle del Avia. Tega do Sal es un vino fermentado y criado en barricas de gran formato con mayoría de treixadura, y acompañamiento de albariño y algo de loureira blanca.

La gama se cierra con el Tinto Atlántico (también unos 25 €), elaborado con mayoría de brancellao y caíño, y algo de sousón. Siguiendo el estilo que practica Comado G en Gredos, la fermentación se realiza en tinas de plástico con raspón y extracciones muy ligeras para envejecer posteriormente en barricas de gran formato y foudres. A la búsqueda de un carácter más atlántico, se ha trabajado con un viñedo mucho más fresco situado al otro lado del río en exposición este.

Gran impulsor del enoturismo en la zona, el pequeño hotelito rural de Viña Meín fue el primer alojamiento integrado en una bodega del valle del Avia. Es especialmente recomendable para conocer de primera mano este paraje de gran belleza. Todos los vinos pueden adquirirse en la tienda online de la bodega.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Viña Meín 2013 Blanco
Viña Meín F. Barrica 2012 Blanco
Viña Meín F. Barrica 2014 Blanco
Mostrar todos los vinos

Dónde encontrar los vinos