Bodega Marañones | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Propiedad del abogado, sociólogo y empresario J. Fernando Cornejo, ésta es una de las firmas más recomendables para tener un contacto inolvidable con las garnachas de la Sierra de Gredos, la zona más septentrional y montañosa de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. La progresión de la gama de vinos desde su creación en la década de los 2000 ha sido especialmente notable gracias a la labor del enólogo Fernando García.

El espíritu de distintas parcelas de viñas de montaña que se reparten fundamentalmente entre los municipios de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa está latente en todos los vinos de la bodega, tanto los tintos apoyados en la garnacha como los blancos de albillo real. La syrah, que tenía inicialmente una presencia mayor, desaparece para evitar las notas de fruta confitada un tanto pesadas que parecían estar reñidas con los toques florales, de fruta roja, y sensaciones muy terrosas y minerales de la mayoría de los vinos. En su lugar, se están recuperando viejas viñas de una uva fragante y delicada como es la morenillo, más propia de la región catalana de Terra Alta y cuya presencia en esta zona constituye una incógnita.

La bodega trabaja con 20 hectáreas de viñedos en vaso y secano con una media de edad de 50 años, situados en colinas y laderas (650 a 850 metros), casi siempre sobre suelos graníticos. Hay cuatro parcelas que, por su alta pendiente y estrecho marco de plantación se han de arar con mulas. Se vinifica por separado, con levaduras autóctonas y en los tintos con raspón, y se utilizan barricas usadas de roble francés y gran formato (500 a 700 litros) para la crianza.

La gama de vinos, todos ellos de producciones muy reducidas, incluye dos blancos de albillo real y crianza en madera, Picarana y el vino de pago Pies Descalzos, con buena definición frutal y marcado final salino que les aporta personalidad. Pies Descalzos destaca por su mayor acidez y capacidad de desarrollo en botella. La albillo, que es una variedad a la que según Fernando García “le gusta madurar en poco tiempo”, se comporta bien en años secos como 2009 y 2012 (los dos blancos son especialmente recomendables en la cosecha 2012).

Treinta mil maravedíes, el tinto básico de Marañones, es una excelente puerta de entrada a la garnacha de San Martín de Valdeiglesias sin pasarse del entorno de los 10 €. Las notas florales, especiadas y perfumadas dejan paso a una boca fluida, profunda y aromática de regusto salino que aporta persistencia. El terruño y el carácter realmente particular de la garnacha de Gredos (nada que ver con la de Aragón, Navarra, Rioja o Cataluña) es evidente en una gama de tintos que se completa con las etiquetas Marañones (dos parcelas en ladera de 50 a 70 años), Labros (viñedo de 70 años situado a 650 metros con orientación oeste) y Peña Caballera (850 metros, orientación norte y suelo de granito y esquisto). Este último viñedo goza de una personalidad especialmente racial: notas de endrina y granada, y una acidez lineal que construye un paladar limpio y muy largo aderezado con notas terrosas y balsámicas.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Treinta Mil Maravedíes 2012 Tinto
Peña Caballera 2011 Tinto
Picarana 2012 Blanco
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

10 tintos de menos de 12 € para celebrar el día de la garnacha
La magia de Gredos en imágenes
10 vinos para descubrir esta primavera
Los suelos de la garnacha
Garnacha, ¿puede una uva ser sexy?