Bodega Purgatori | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

El último proyecto de la familia Torres en Cataluña se asienta en una extensa finca de casi 900 hectáreas adquirida en 1999 y situada en la comarca de Les Garrigues (Lleida), en medio del Parque Natural dels Bessons. La zona se caracteriza por su clima continental extremo, baja pluviometría y suelos calcáreos.

Conocida históricamente como la finca de los Desterrados (parece que era una especie de castigo para los monjes descarriados), estaba adscrita al monasterio de Montserrat. De hecho, su escudo (una sierra sobre una cordillera acorde con su significado de “monte serrado”) figura en distintos lugares del Mas de l’Aranyó junto con la fecha de construcción de 1770. Parte de las antiguas edificaciones (la que habitaban los monjes y la de los masoveros que labraban la tierra) han sido restauradas para albergar una sala de cata. La antigua cava subterránea donde los monjes elaboraban y guardaban el vino se ha conectado a la nueva bodega edificada a mediados de 2018.

La finca, plantada fundamentalmente con garnacha, cariñena y algo de syrah, cuenta con un importante desnivel que va de los 330 a los 550 metros, lo que determina diferencias de maduración de hasta dos semanas y permite trabajar con perfiles diferentes de esas variedades. Por su clima extremo, también se utiliza para probar la resistencia de las variedades ancestrales catalanas que la familia ha recuperado en los últimos años como la querol o la gonfaus (una variedad femenina de difícil polinización y para la que se está probando la coplantación con garnacha y cariñena). Así mismo hay extensiones variables de tempranillo, cabernet, merlot y otras castas hasta una total de 200 hectáreas de viñedo a las que hay que sumar 94 hectáreas de olivo, todas de la variedad arbequina.

Por la baja humedad relativa es habitual que la fotosíntesis se bloquee durante el día y se produzca una cierta deshidratación que concentra azúcar y acidez. Sin embargo, el salto térmico nocturno permite rehidratar la uva y conseguir una maduración más lenta e interesante de lo que cabría esperar en la zona.

La finca perdió su tradición vitícola en los años 80 (el aceite era más rentable que el vino) hasta su recuperación a finales de los 90. En muy poco tiempo los enólogos de Torres ya se estaban peleando por las garnachas y cariñenas de este lugar. Aunque muchas de sus uvas aún se destinan a vinos con DO Catalunya, desde la cosecha 2012 (vendida exclusivamente en el mercado alemán) se elabora un vino de finca bajo la marca Purgatori (36.000 botellas, 29 € en España). Se trata de un coupage de cariñena, garnacha y un pequeño porcentaje de syrah en torno al 10%. Desde la cosecha 2014 se ha incrementado la presencia de garnacha para buscar un estilo más aromático, con algo menos de estructura y más jugosidad.

La nueva bodega construida junto a los edificios históricos cuenta con igual número de depósitos de cemento que de acero inoxidable. En la fabricación de los primeros además se ha mezclado tierra de la propia finca. La crianza se realiza en barricas de 300 litros. En la actualidad se exporta en torno al 80% de la producción.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Purgatori 2014 Tinto