Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

conoce

todo sobre el
vino español
El ranking de variedades en España La garnacha ha sufrido una de las caídas más acusadas en superficie de cultivo. Viñedo en Navarra. Foto © Amaya Cervera.

Uvas

El ranking de variedades en España

Félix Cabello | Sábado 27 de Septiembre del 2014

La variedad que mayor crecimiento ha experimentado en España en término absolutos en el periodo que va de 1990 a 2009 ha sido la tempranillo, que ha incrementado su superficie en 223.389 hectáreas. Se ha extendido por todas las regiones españolas y se ha convertido en un  signo de identidad de los vinos de crianza españoles a nivel mundial.

Suben

Hay 17 variedades más que han tenido un importante crecimiento porcentual de su superficie. Por un lado, las syrah, merlot, chardonnay, albariño, sauvignon blanc, godello y treixadura han pasado de ocupar unas pocas centenas de hectáreas en 1990 a alcanzar cifras que se mueven entre las 5.000 y  22.000 hectáreas. Existe un especial incremento en la syrah que pasa de ocho a 19.045 hectáreas en ese período. La cabernet sauvignon, que ya contaba con 2.090 hectáreas en 1990 ha continuado su movimiento ascendente.

El siguiente grupo con gran aumento porcentual está compuesto por variedades autóctonas que eran muy minoritarias o apenas existían y han pasado a ocupar cientos de hectáreas actualmente. Así ocurre con las hondarrabi zuri (corbu blanc), loureira, sousón, torrontés espadeiro, pedral y parraleta. La mayoría, salvo la parraleta del Somontano y la hondarrabi zuri de las regiones elaboradoras de txakoli en el País Vasco, son variedades autóctonas gallegas de gran calidad que se están potenciando para diferenciar los vinos de esta comunidad. Entre las foráneas, se ha producido similar progresión cuantitativa con la cabernet franc y la gewürztraminer, que pasan de unas decenas de hectáreas en 1990 a 717 y 313 respectivamente en 2009.

Se mantienen

Solo hay ocho variedades que se han mantenido estables en su superficie de cultivo desde 1990: juan garcía, mollar cano, malvasía aromática, forastera blanca, mencía, parellada, malvasía volcánica y macabeo. Dos de ellas, macabeo y parellada, forman parte de la base del cava español. Y cuatro se cultivan en las Islas Canarias, lo que indica que esa región tiene una superficie de viñedo y un patrimonio varietal libre de injerencias externas y que se debe conservar.

Bajan

Reducen la superficie de cultivo 34 variedades. Los casos más significativos son: fogoneu, moristel, garnacha blanca, merseguera, alarije, rufete, vidadillo, trepat, garnacha tinta, con una de las caídas más grandes, pedro ximénez, palomino fino, mazuelo, zalema, airén (que pese a haber perdido 223.000 hectáreas en este periodo sigue siendo la variedad que mayor extensión ocupa), monastrell y xarel.lo. En general, este grupo está formado por variedades asentadas en el sur y el levante, regiones que están reduciendo su superficie de cultivo o modificando drásticamente su patrimonio varietal.
Existe un grupo de 20 variedades autóctonas minoritarias que no tenían superficie en 1990 (porque no estaban contempladas en las estadísticas o no se conocía su existencia) y que ahora entre todas suman 890 hectáreas. Por mencionar algunos casos se puede citar: albarín blanco, baboso negro y blanco, callet, carrasquín, lado, maturana blanca y tinta, tempranillo blanco, derechero, pensal blanco, merenzao, listán prieto y vinyater. Son cepas de toda España, en especial de Galicia, Canarias, Baleares, Aragón y Rioja. Podríamos comparar todo el grupo con una foránea que tampoco tenía presencia en España en 1990, la petit verdot, pero que ahora ocupa 1.914 hectáreas, más del doble que todas las minoritarias autóctonas recuperadas.

Por último aún quedan 40 variedades que no han tenido nunca, desde 1990, reseña de superficie de cultivo en las estadísticas oficiales y que sí se encontraban cultivadas en España antes del ataque filoxérico, como reflejaba García de los Salmones (1914) en su Estudio General de Conjunto de las Viniferas Españolas. Por mencionar algún ejemplo citaremos: allarén, batista, castellana blanca, epero de gall, fernandella, gabriela, hebén, legiruela, mantuo de pilas, palote, quigat, rayada melonera, sabro y trobat.

ARTICULOS RELACIONADOS

Últimas confusiones resueltas
¿Cuántas uvas hay en España?
Tempranillo, la superestrella española
Hito vitícola: se descubren 210 variedades de uva desconocidas en España
Probando vinos naturales, biodinámicos y radicales
Quinta da Muradella: la artesanía del vino
Los secretos de los rosados pálidos
Construyendo el futuro con variedades prefiloxéricas
Así es el nuevo Penedès que juega con uvas de casa
Un paseo por las variedades de Castilla y León
La enriquecedora experiencia de catar en la viña
¿Cómo incidirán las enfermedades de la vid en el mapa varietal de España?
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: