Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

descubre

vino español
en el mundo
  • Dónde beber y comprar vino español en México D.F.
  • Dónde beber y comprar vino español en México D.F.
1. Algunos vinos en La Europea del barrio de Polanco. 2. El mural de los bebedores en el Museo de Antropología de Mexico D.F. Fotos: Maite Corsín.

México

Dónde beber y comprar vino español en México D.F.

Maite Corsín | Lunes 20 de Octubre del 2014

La ciudad de México es un paraíso para cualquier amante de los vinos con crianza más afamados de España. Están casi todas las mejores etiquetas en las tiendas y, poco a poco, las más desconocidas empiezan a conquistar las cartas de las mesas más rupturistas.  

Cuando uno se encuentra en cualquier vinoteca de la ciudad de México, tiene la sensación de estar revisando la cava de El Corte Inglés. Con la jugosa diferencia de que hay mayor surtido de propuestas chilenas, argentinas o californianas, junto con los tentadores vinos mexicanos que por fin están en auge en D.F, casi como una proclama política ante la invasión de etiquetas hispánicas. El surtido de vinos de Ribera del Duero y Rioja (con la segmentación repetida por regiones de Alavesa y Alta o por vinos de autor, ¡guauu!) es insistente en nuevos megastores gourmets como City Market, en las tiendas de vinos de barrio La Europea y, por supuesto, en las secciones gourmet de los centros comerciales Liverpool o Palacio de Hierro.
 
Probablemente, la botella por persona/año que toman los mexicanos -siguiendo una tendencia de consumo lenta comparada con la de otros países- es de Ribera del Duero. Siempre eligen tinto con crianza de marcas como Protos, Alión o Matarromera, aunque el más visto en D.F. es Cvne Crianza, a 155 pesos mexicanos (9 €), o Marqués de Riscal ABA, una marca para exportación con ocho meses de crianza y la etiqueta más vendida por La Europea. Siempre que no tenga un buen tequila reposado a mano, el comensal mexicano sobrelleva mejor los potentes sabores de sus platillos salseros y tostadas rellenas, carnitas, enchiladas o cecinas con tintos de mucho cuerpo y con madera.
 
El vino español forma parte además del culto a la tradición histórica de nuestro país en México, sobre todo entre el público con mayor poder adquisitivo, un legado que Hernán Cortés ha dejado en el protocolo social, como bien dice su apellido. Si sumamos que buena parte de los compradores de vino español son descendientes de españoles o ejecutivos desplazados en las 4.000 empresas españolas, y que buena parte de los restaurantes son de cocina vasca, asturiana o gallega, no es extraño que España sea el principal suministrador de vinos a México. Ribera o Rioja venden el 30% del vino de calidad con el precio más elevado y superan con creces a cualquier otro país del Viejo Mundo como Francia o Italia. Los inventarios confirman que de las 4.000 marcas que se venden en México, 1.500 son españolas; una avalancha de vinos tintos que hoy puede llegar a flaquear algo por la irrupción de las etiquetas chilenas a mejor precio y de los propios vinos mexicanos. 

Aunque los vinos patrios son más caros que los españoles, resultan más atrayentes para un nuevo comprador joven y acomodado, susceptible al coste y a la defensa de lo autóctono. Sin embargo, la reciente entrada de vinos aragoneses de Somontano o Campo de Borja, de Navarra, La Mancha o Toro suponen una nueva oleada de aire fresco para competir en precio con las etiquetas del Nuevo Mundo; un nicho que el importador no debe de obviar si escucha al joven profesional y a cada vez más mujeres que sienten en el alma cómo sus “lindos” vinos mexicanos de Ensenada superan los 200 pesos (unos 14 €). Toro (Zamora) se ha convertido en la región más buscada entre los sumilleres, como también Bierzo, precisamente por añadir un valor 2x1 (precio ajustado y vino de autor). De ahí el éxito del Pétalos de Ricardo Palacios, Pintia de Vega Sicilia y de todos los vinos de los Eguren. 

Restaurantes

El vino español se asocia en gran medida al alto nivel culinario de los restaurantes españoles de la ciudad donde dominan las marcas más clásicas y reputadas. Sin embargo, en las casas de cocina 100% mexicana como El Bajío también hay una buena muestra de vino español.

Tradicionalistas. No conviene perderse el menú familiar del fin de semana con los más populares riberas y riojas en el bonito edificio neoclásico del Casino Español (Isabel La Católica, 29.100-250 pesos), situado en pleno centro histórico. A unas cuadras, el Círculo Vasco Español (16 de Septiembre No. 51, Cuauhtémoc, Centro. 219 pesos) aconseja en su lista de vinos txakolis, tintos de Rioja Alavesa y otros vinos clásicos para acompañar su buffet de fin de semana. Con el mismo espíritu vasco, pero ambiente más actual, el restaurante D.O. (Hegel, 406. Polanco. 400-600 pesos) del chef Pablo San Román selecciona vinos como Gómez Cruzado, Martín Berdugo o Teófilo Reyes para sus recetas de rabo de toro y chipirones en su tinta. La carta de La Barraca Valenciana (Av. Centenario 91, Coyoacán) especializada en paellas y tortas rellenas, nos propone incluso vinos mallorquines de la bodega Ánima Negra o un Lagar de Cervera para acompañar su larga lista de arroces. 

Top vinos. La carta de vinos más completa es sin duda la de Biko’s (Presidente Masaryk 407, Polanco. Más de 700 pesos), donde la pareja de cocineros vascos Mikel Alonso y Bruno Oteiza (biko es pareja en euskera) son la atracción de D.F. con unos menús que fusionan la cocina vasca de concurso y vanguardia con la mexicana más enraizada. Aquí podemos beber vinos por copas y el mayor número de vinos de culto: blancos como Leira, Pazo de Señorans o Belondrade y Lurton; riberas como Pruno o Villacreces o Bosque de Matasnos, tintos de Toro como Dehesa Gago, bierzos como Bembibre y hasta curiosidades como Finca Río Negro de Guadalajara o Habla del Silencio. En la misma línea de cocina creativa pero bajo la batuta de Arzak como padrino, Tezka (Amberes 78, Zona Rosa. 570 pesos) es un restaurante elegante de la nueva cocina vasca donde no faltan vinos culturetas como Roda, Sierra Cantabria, Protos, Matarromera o Camins del Priorat. La cocina mexicana más ancestral representada en el admirado Pujol (Francisco Petrarca, 254, Polanco. 950 pesos) también armoniza sus platillos con los vinos españoles Pujanza, Pruno, Altos de Losada o Alonso del Yerro, y para rematar sus postres, con una atractiva selección de jereces. No olvidamos el espectacular macro espacio del cocinero Edgar Núñez Sud 777 (Boulevard de la Luz 777, Col. Jardines del Pedregal. 600 pesos), un sitio único para comer, beber y ser visto, y uno de los pocos que presume de tener una de las cartas de vinos más premiadas en México por Wine Spectator. Con sus nuevos ceviches, sopas mexicanas y recetas mexicanas revisadas podemos pedir los vinos Pago de Carraovejas, Elías Mora, Flor de Pingus o el ribera de Roda, Corimbo. 

Tiendas

Casi todas las tiendas gourmet con productos de todo el mundo, tienen una buena exposición de vinos españoles. Nos decantamos por la vinoteca de Costco, un supermercado que esconde grandes vinos y de buen precio como Sierra del Viento, Chivite, Emilio Moro o los vinos de Jorge Ordóñez. Nuestra segunda elección es La Europea, que con 49 tiendas en todo el país es la mayor importadora de vinos españoles, con nervio y activismo en la promoción y una habitual en cada esquina de los mejores barrios de D.F. como Polanco, Condesa o Roma. Mundo Gourmet (o La Castellana) es otra red de vinotecas delicatessen con una interesante selección de nuevas marcas españolas a buenos precios. La última en llegar es la gran tienda City Market, gran espacio gourmet de lujo de Comercial La Mexicana donde se aglutinan todos los mejores vinos de España. Liverpool y Palacio de Hierro son comodines seguros para localizar las marcas más populares y algunas ofertas de volumen de Ribera y Rioja. 

Wine bars

Últimamente en México D.F. empiezan a proliferar espacios polivalentes con el vino como excusa. En un escenario entre enoteca, café y gourmet, Eno nos propone en sus distintas sucursales vinos por copas como Malacapa (Finca los Arandinos), mientras olemos los nuevos quesos mexicanos, la nueva cultura gourmet de la ciudad. El Pecado de Noé (Oaxaca 69, Roma) es un espacio cultural de eventos en el barrio de Roma que se salta las normas más protocolarias del vino para vender y celebrar cursos relajados con copa en mano. Hay incluso bares para tomar sólo cava catalán con tapas españolas, como la Xampanería García (Nuevo León, 66, Condesa) con martes de jazz incluido. La marca de copas Riedel tiene como sorpresa en Polanco una de sus mejores espacios del mundo: Riedel Wine Bar (Campos Eliseos 199 Local C., Polanco) donde sirve platillos y hasta 400 marcas de vinos de todo el mundo, siempre con sus copas como reclamo. 

ARTICULOS RELACIONADOS

Vinos españoles al otro lado del mundo
De vinos españoles por Amsterdam
3 Comentario(s)
Buscar
Pablo Martínez Tabares escribióViernes 10 de Abril del 2015 (04:04:27)Estoy buscando 10 cajas con 6 botellas c/u de vino tinto RODA
Antonio Diez escribióMartes 14 de Julio del 2015 (06:07:22)¡Recomiendo una tienda gourmet que me fascina! ACENTO CULINARIO Dirección: HEGEL No. 313 Código postal y municipio: 11560 MIGUEL HIDALGO (DISTRITO FEDERAL) Colonia: POLANCO V SECCION Tel: (55)5282-3126 ¡HE DESCUBIERTO PRODUCTOS INCREÍBLES!
fav escribióMiercoles 20 de Abril del 2016 (05:04:40)comprar vinos españoles en méx
 
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: