Spanish Wine Lover. Conoce y disfruta el vino español

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Desde que Raventós i Blanc se centrara en la elaboración exclusiva de vinos espumosos, el negocio de vinos tranquilos ha dado un giro de 360 grados. Por un lado, se ha transformado en un proyecto de vinos naturales; por otro, se ha dado singularidad al origen de la uva con la compra en 2017 de una finca de 400 hectáreas en La Juncosa del Montmell, en el Baix Penedès. El término “montmell” deriva del latín “monte macellum” que significa montaña árida.

Situada en la provincia de Tarragona, su altitud es muy adecuada para trabajar con una filosofía de baja intervención. De hecho, la cota más alta de la finca de Can Sumoi alcanza los 600 metros y permite divisar el mar.

El trabajo en natural tiene su origen en las experiencias llevadas a cabo por Pepe Raventós, 21ª generación, en el garaje de su casa donde empezó a probar distintas elaboraciones de xarel.lo en ánfora, foudre, con pieles y en versión ancestral. Ahora la mayor parte de este trabajo se ha trasladado a Can Sumoi.

La mayor parte del terreno está cubierto por bosques de encinas, pinos y robles. Cuenta con tres masías de finales del XVII donde antiguamente se elaboraba vino, y viejos muretes de piedra. El viñedo, de 20 hectáreas, está plantado con parellada, xarel.lo y sumoll. Ésta es, de hecho, una zona tradicional de parellada que a nivel local se conoce a menudo como montonega.

La prioridad ha sido cubrir faltas en la viña y reconstruir las lindes, pero en el futuro se espera ganar algo de terreno al monte, reconstruir las masías y llevar animales para replicar el modelo de granja tradicional que se ha desarrollado en los últimos años en Raventós i Blanc.

Se han conservado las marcas de los antiguos vinos tranquilos de Raventós i Blanc como entradas de gama. Perfum (unos 9 € en España) y La Rosa (unos 11 €) suman entre ambos unas 150.000 botellas e incluyen uvas compradas a terceros. Al igual que en Raventós i Blanc, la compra a viticultores locales forma parte de la filosofía de la casa. Si el primero es un coupage de parellada, macabeo y moscatel, el segundo combina las blancas parellada y xarel.lo con un 50% de la tinta sumoll.

Los vinos que se elaboran con uvas cultivadas en la finca son dos ancestrales que se venden en el entorno de los 13 €: uno de sumoll en versión rosada y otro de parellada, cada uno de ellos con una producción de unas 10.000 botellas; y el Can Sumoi Xarel.lo (11 €, 40.000 botellas), quizás la mejor carta de presentación del proyecto. Este blanco procede de la viña más alta de la finca, plantada sobre suelos calcáreos y desde la que, según dice Pepe Raventós, “cuando sale el sol, puedes ver Mallorca”. Con cero intervención, se trabaja íntegramente en acero inoxidable con sus lías.

ARTICULOS RELACIONADOS

Ancestrales: las otras burbujas que hay que probar este verano