Bodega Cámbrico | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Proyecto iniciado en 2002 de la mano del empresario local Fernando Maíllo, con el apoyo del enólogo Alberto Martín y de dos socios americanos. Tanto Maíllo como Martín son originarios de Sequeros donde Fernando ha transformado la casa familiar en un pequeño y coqueto hotel de tan solo cuatro habitaciones.

La bodega toma su nombre del periodo geológico de formación de la sierra. Cámbrico comenzó modestamente explorando las posibilidades de las variedades locales (rufete, tempranillo y calabrés o garnacha) y en 2006 se inauguraron sus actuales instalaciones en el municipio de Villanueva del Conde que combinan a la perfección funcionalidad, arquitectura y una ubicación que ofrece fabulosas vistas de la región.

Gestionan 11 hectáreas de viñedo de las que 6,5 son propias y también compran uva a terceros. La mayor parte de sus viñas están ubicadas en la llamada Ladera del Pocito que desciende montaña abajo desde la bodega y otras laderas colindantes en las que priman los suelos graníticos. La labor de recuperación de viña ha sido muy importante y desde el inicio hay un compromiso claro por trabajar en ecológico. El 80% de las viñas tienen más de 50 años y el 50% más de 80. La media de rendimientos se sitúa en los 4.000 kilos por hectárea.

Toda la uva se despalilla y fermenta en acero inoxidable con excepción de su vino blanco. La bodega está diseñada para trabajar por gravedad mediante el uso de ovis tanto para llenar los depósitos como para remontar y descubar. En la crianza se utilizan barricas de 300 y 500 litros. La producción ronda las 50.000 botellas de las que algo más de la mitad se destina a exportación.

La gama de vinos se está reestructurando para adaptarse a la nueva categoría de vinos de municipio recientemente aprobada. El tinto básico, Viñas del Cámbrico (12 €, unas 25.000), es una mezcla de tempranillo y rufete; se convertirá a partir de la cosecha 2015 en un monovarietal de rufete y en 2016 se desdoblará en dos vinos de municipio: uno de Villanueva del Conde y otro de Miranda del Castañar. 575 Uvas de Cámbrico (20 €, en torno a 5.500 botellas) se mantiene como la mezcla de las tres variedades tintas de la zona —tempranillo, rufete y garnacha o calabrés— y realiza la maloláctica en barrica. En las versiones monovarietales Cámbrico Tempranillo (38 €) se mantiene igual, pero Cámbrico Rufete (39 €) se desdoblará desde la cosecha 2012 en Cámbrico Granito y Cámbrico Pizarra, un poco al estilo de lo que hacen algunos elaboradores de Gredos; Cámbrico Calabrés es el más anecdótico de esta gama, ya que sólo se hacen una o dos barricas, se embotella en mágnum y se comercializa al muy elevado precio de 120 €.

Existe también un Cámbrico Rufete Blanco (18 €) fuera de denominación porque esta variedad, conocida localmente como verdejo (aunque no tiene nada que ver con la que se cultiva en Rueda) no está aún dentro del registro vitícola. Es la variedad más tardía de la zona y es capaz de ofrecer grandes dosis de acidez y buen volumen en boca.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Cámbrico Rufete Blanca 2013 Blanco
Viñas del Cámbrico 2014 Tinto
575 Uvas de Cámbrico 2013 Tinto
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

Sierra de Salamanca y un pequeño tesoro llamado rufete