Bodega Torre de Oña | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Desde su adquisición en 1995 es la bodega château del grupo La Rioja Alta, S.A. Ubicada en Páganos, una pedanía de Laguardia (Rioja Alavesa), la casa señorial rodeada de algo menos de 50 hectáreas de viñedo ofrece el marco idóneo para elaborar vinos de finca frente a la filosofía de mezcla de uvas de su bodega histórica de Haro.

Inicialmente posicionado como el rioja moderno de un grupo que elaboraba tintos de corte clásico con largas crianzas, el proyecto ha ido evolucionando hasta la salida al mercado a finales de 2017 de Martelo (21 €, 80.000 botellas), un tinto de estilo refinado que combina la tradición de vinos finos de Rioja con el concepto de vino de terruño. Es una muestra también de cómo se están acortando distancias entre lo que habitualmente se han llamado riojas clásicos y modernos para dar lugar a un gran riqueza de opciones intermedias.

Martelo es el resultado de un detallado estudio de suelos iniciado en 2005 con la incorporación del enólogo Julio Sáez al frente del equipo técnico del grupo. De la misma época data la bodega experimental y la filosofía de empezar a elaborar por parcelas. En el caso de Martelo, se trabaja con unas 8,5 has. de las parcelas Martelo, Camino de la Iglesia y Las Cuevas; es viñedo en ladera (560 a 580 metros de altitud) con exposición solar todo el día, viñas de más de 60 años reconducidas a espaldera y suelos poco profundos. La primera añada en el mercado ha sido la 2012 y la idea es elaborarlo solo en las mejores cosechas. En el envejecimiento manda el roble americano.

La gama tradicional de la bodega está integrada por el crianza Finca San Martín (7€, 125.000 botellas), un monovarietal de tempranillo envejecido en roble americano (60%) y francés (40%); y Torre de Oña Reserva (en el entorno de los 15 €, 40.000 botellas), que suele llevar alrededor de un 5% de mazuelo y se cría en barricas de roble francés y del Cáucaso. La producción total es de unas 200.000 botellas. En 2016 la bodega inauguró nuevas instalaciones que permiten, entre otras cosas, un manejo mucho más delicado de la uva (sistema automático de volteado de cajas, sustitución de bombeos por ovis) y mayor control de calidad gracias al uso de selección óptica.

La visita es muy recomendable si se tiene en cuenta que el formato de vino de finca no es demasiado habitual en Rioja. Además es posible alojarse en la confortable y coqueta casa palacio, aunque la prioridad es para clientes y socios del Club de Cosecheros. Más fácil es reservar otros espacios de bodega como la sala de catas o un comedor privado para grupos u organizar encuentros en la ermita de Santiago, datada en el siglo XVII y cuidadosamente restaurada. Se realizan visitas guiadas en modalidad estándar y premium.

Además de La Rioja Alta, S.A., su bodega más conocida, el grupo cuenta con Lagar de Cervera en Rías Baixas y Áster en Ribera del Duero.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Martelo Reserva 2012 Tinto