Bodega Gil Family Estates | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

En 2016 la familia Gil celebró el centenario de la creación de su proyecto vitícola por parte del bisabuelo Juan Gil Jiménez, que dejó atrás su profesión de picapedrero para empezar a elaborar vino en Jumilla.

Tras el salto al embotellado en una zona eminentemente granelista hasta no hace tanto, la cuarta generación apostó por llevar la calidad de los tintos locales a los más alto con el proyecto de Bodegas El Nido, cuyas famosos y opulentos vinos Clío (70% monastrell, 30% cabernet sauvignon, unos 35 € en España) y El Nido (70% cabernet sauvignon, 30% monastrell, unos 115 €) se elaboran en colaboración con el conocido enólogo australiano Chris Ringland.

También es muy loable que desde una denominación aparentemente humilde se haya creado un gran grupo del vino español que en la actualidad está presente en diez regiones vitivinícolas: Jumilla (Juan Gil y Bodegas El Nido), Montsant (Can Blau), Priorat (Bluegrey), Calatayud (Ateca), Campo de Borja (Morca), Almansa (Atalaya), Castilla y León (Tridente y Shaya, esta última en la DO Rueda) y Rías Baixas (Lagar de Condesa). La última en la que se han asentado es Rioja donde han edificado una bodega propia (Rosario Vera) tras hacerse con distintas viñas en Rioja y Rioja Alavesa.

Son en total más de 1.400 hectáreas de viñedos en propiedad y más de 8 millones de botellas, de las que un 75% se exportan a más de 40 países. La sociedad que gestiona el grupo está integrada por los nueve hermanos que forman la cuarta generación y liderada por dos de ellos: Miguel y Ángel Gil.

Los pilares de su estrategia son, por un lado, ofrecer calidad al mejor precio posible y, por otro, la creación de economías de escala para ser competitivos. Entre sus planes está desarrollar un proyecto de enoturismo en Jumilla que pueda convertirse en modelo para el resto de bodegas del grupo.

Las gamas de las distintas bodegas se articulan en torno a un vino de entrada de precio muy competitivo, una segunda propuesta que suele situarse entre los de mejor relación calidad-precio de la zona y una etiqueta superior.

Jumilla ofrece el abanico más amplio, con un blanco seco de moscatel (6 €), los tintos Honoro Vera de entrada de gama en versión normal (5,5 €) y ecológica (5,75 €) y los archiconocidos Juan Gil 4 meses (5,5 €), 12 Meses (9,5 € ) y 18 Meses (19,5 €). Todos los precios son para España. La gama de Bodegas El Nido se ha ampliado recientemente con el syrah Corteo (unos 90 €).

En Almansa se trabaja en torno a la garnacha tintorera. Los vinos se acompañan de monastrell en las propuestas más asequibles: un 30% en Laya (5 €) y 15% en La Atalaya del Camino (10,5 €), mientras que la propuesta top es el monovarietal Alaya Tierra (22 €).

Dentro de la cuenca mediterránea pero más al norte, en Cataluña, el proyecto de Montsant incluye porcentajes variables de garnacha, cariñena y syrah plantados en suelos de pizarra, arcilla y caliza respectivamente en sus tres propuestas en la zona: Blau (7,5 €), Can Blau (11 €) y Mas de Can Blau (32 €). La nueva apuesta en Priorat, Bluegrey, consta de momento de un único vino con el mismo nombre; un coupage de garnacha, cariñena y cabernet sauvignon que se comercializa en España en el entorno de los 14 €.

En Calatayud, la primera región de Aragón en la que entró la familia, se elaboran tres monovarietales de garnacha: Honoro Vera (5,5 €), Atteca (11 €) y Atteca Armas (32 €) al que se destinan los viñedos más viejos. En Campo de Borja, uno de los proyectos más recientes del grupo el objetivo es más ambicioso con sendas garnachas envejecidas durante 15 y 20 meses que se pueden encontrar en España a 15 € (Godina) y 27 € (Morca) respectivamente.

En Castilla y León, la bodega de Rueda trabaja con viñedos de la zona de Segovia donde se concentra un alto porcentaje de viñedo viejo y los suelos son característicamente arenosos. La gama incluye el verdejo de entrada Arindo (6,5 €), Shaya (9 €) y Shaya Habis (22 €), este último fermentado y criado en barrica y procedente de viñedos muy viejos cultivados en vaso.

Más al norte, en Zamora, existe una segunda bodega que se surte de uvas del entorno para sacar al mercado distintos monovarietales bajo la designación VT Castilla y León y la marca Tridente: el de Tempranillo (11,5 €) se elabora con uvas de los municipios zamoranos de El Pego (Toro) y Villanueva de Campeán, y la Mencía (9,5 €) con uvas de Cacabelos en el Bierzo; también hay un Prieto Picudo (21 €) de León. Existe un tinto de entrada de gama, el tempranillo Entresuelos (7 €) mientras que el top de la zona es Rejón (35 €), que lleva el nombre de la viña de tempranillo de 130 años con la que se elabora y que se encuentra en el municipio de El Pego (Zamora).

El proyecto atlántico del grupo está ubicado en Rías Baixas donde se elabora el albariño Lagar da Condesa (12,5 €) con uvas del valle del Salnés.

La última zona en la que ha entrado la familia es Rioja. El nombre del proyecto, Rosario Vera, es un homenaje a la matriarca de la familia. Las uvas, procedentes de pequeñas parcelas de entre 15 a 60 años, se vinifican en las instalaciones que se han construido en la localidad alavesa de Laguardia. El primer vino en salir al mercado bajo la marca Honoro Vera (5,5 € en España) es un tempranillo joven que incorpora una pequeña partida con paso por barrica.

El grupo se ha hecho un nombre especialmente por sus tintos golosos y de buenas maduraciones con texturas amables y muy agradables de beber. En las gamas altas se ha potenciado más la opulencia siguiendo el estilo marcado por Chris Ringland en El Nido.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Shaya 2014 Blanco
Shaya Habis 2012 Blanco
Tridente Mencía 2013 Tinto
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

El secreto “dulce” de vender vino ecológico en Suecia
¿Qué se puede esperar de la vendimia 2016 en España?
Siete tintos del sureste para la cuesta de enero