Bodega Gómez Cruzado | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Pese a ser una de las más antiguas, es la más pequeña y, probablemente, también la más desconocida de las bodegas del Barrio de la Estación de Haro. Fundada en 1886 por Ángel Gómez de Arteche, un noble mexicano que estaba relacionado con el ducado de Moctezuma de Tultengo, en 1916 la compra la familia de origen riojano Gómez Cruzado. A lo largo del siglo XX estuvo liderada por distintos inversores hasta que en 2004 volvió a manos mexicanas gracias a la adquisición por parte de la familia Baños.

El hecho de que los vinos tuvieran bastante poca notoriedad en la segunda mitad del siglo XX y que en los últimos años se hayan podido beber casi más en México que en España, explica el desconocimiento general de la marca. Incluso resulta milagroso que la bodega no haya sido fagocitada por algunas de sus grandes vecinas.

Sin embargo, el proyecto actual es realmente interesante. Con la entrada, primero como asesores y ahora ya como directores y accionistas del enólogo David González y su socio especialista en viticultura, Juan Antonio Leza, la gama se está más que renovando. Totalmente reformada, con apariencia de nueva, sin grandes vínculos en la memoria del consumidor ni viñedo en propiedad, Gómez Cruzado es la fuente de los vinos más atrevidos y actuales del Barrio de la Estación.

Evidentemente, se ha mantenido la gama clásica. El Crianza (70.000 botellas, unos 11 € en España) se basa en tempranillos de zonas frías e incorpora algo de garnacha en el ensamblaje. El Reserva (40.000 botellas, unos 17 €) es casi todo tempranillo y mantiene un estilo muy reconocible como Rioja aunque sin ser tan clásico como sus vecinos. Honorable (14.000 botellas, unos 25 €), la marca más antigua de la bodega, se comercializa como genérico y no se elabora en todas las añadas. Es el vino más concentrado y potente que se surte de viñas muy viejas de la Sonsierra.

Más innovadores desde un punto de vista de estilo resultan el blanco (60.000 botellas, unos 11 €) que combina viura y tempranillo blanco y crianza en madera y cemento; o el Vendimia Seleccionada (11 €, 15.000 botellas), un coupage al 50% de garnacha de zona fría (Badarán, Alto Najerilla) y tempranillo de la Sonsierra, ambos a gran altitud, muy fresco, balsámico y realmente diferente.

Recientemente ha salido al mercado una gama de tres vinos de diferentes terruños que llevan los nombres de distintos montes de la región y que quieren reflejar la idea de que Rioja es una denominación de denominaciones. El primero en llegar fue Pancrudo (3.500 botellas, unos 32 €), una garnacha de Badarán muy atlántica y vibrante que se cría parte en madera y parte en huevos de cemento. Completan esta nueva e interesante gama Cerro Las Cuevas (38 €), un tempranillo de Leza, y el blanco Montes Obarenes (3.000 botellas, 40 €) que mezcla viura y tempranillo blanco y se cría con sus lías en roble francés nuevo y en huevo de hormigón durante 12 meses.

La bodega está abierta de lunes a domingo. No hay que reservar si lo único que se quiere es catar los vinos, pero es necesario avisar para visitar las instalaciones o asistir a una cata dirigida de las etiquetas más representativas de la casa.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Gómez Cruzado 2014 Blanco
Gómez Cruzado Crianza 2011 Tinto
Gómez Cruzado Vendimia Seleccionada 2013 Tinto
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

Riojas clásicos, modernos y posmodernos en torno al ferrocarril
El Barrio de la Estación de Haro se abre al mundo
Las bodegas clásicas de Haro defienden el ensamblaje
Una guía para la Rioja del siglo XXI
La Cata de la Estación reflexiona sobre tradición e innovación
Garnacha, ¿puede una uva ser sexy?