Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

disfruta

del vino
en España
  • Los sumilleres españoles desvelan sus vinos favoritos para el verano
  • Los sumilleres españoles desvelan sus vinos favoritos para el verano
  • Los sumilleres españoles desvelan sus vinos favoritos para el verano
  • Los sumilleres españoles desvelan sus vinos favoritos para el verano
Estos son algunos estupendos "vinos de verano" según las recomendaciones de un buen plantel de sumilleres españoles.

Vinos recomendados

Los sumilleres españoles desvelan sus vinos favoritos para el verano

Yolanda Ortiz de Arri | Viernes 05 de Agosto del 2016

Si la canción o canciones del verano tienden a ser algo horteras, en SWL creemos que los “vinos del verano” pueden dar una gran lección de estilo. Por eso hemos pedido a 20 sumilleres repartidos por toda la geografía española que nos recomienden una etiqueta favorita para tomar en el mes de agosto. 

Cada viernes iremos añadiendo cinco sugerencias nuevas. Para que la lista resulte más o menos homogénea les hemos pedido que los vinos no fueran mucho más allá de los 12 € la botella. Todos explican las razones de su elección y en muchos casos aportan consejos específicos sobre la mejor manera de disfrutarlos. 

Ninguno ha coincidido, de modo que lo que reflejamos es la primera opción de todos ellos. Se ve la pasión general por el jerez, que además de ser una categoría al alza es de lo primero que viene a la cabeza cuando se piensa en relación calidad-precio. Ya veréis que entre las opciones del Marco hay una bodega que levanta pasiones y que consigue colocar tres referencias en la lista. Por ahí también se nos ha descolgado un vermut.

Como muchos vinos son bastante minoritarios o de producciones reducidas, hemos incluido referencias de compra de casi todos ellos. Nos encantará también que vosotros, lectores, compartáis vuestras elecciones para este verano, ya sea a través de la sección de comentarios que figura más abajo o en las redes sociales. Os proponemos el hashtag #VinosVerano

1. Manzanilla Deliciosa

Valdespino (Grupo Estevez), DO Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda.

Nico Montaner, propietario de Taberna Maitea, en Barcelona. Confieso que me encantan los finos y las manzanillas, pero no sólo en verano... ¡todo el año! Pocos vinos me permiten cerrar los ojos y viajar... Un sólo trago de manzanilla y veo el sol brillando sobre la albariza, olisqueo la desembocadura del Guadalquivir en Sanlúcar, el mar, las algas...

Uvas Palomino fino del pago de Miraflores sabiamente vinificadas y criadas por el maestro Eduardo Ojeda dan lugar a un vino de talla mundial. Una manzanilla no muy vieja, de sutil y delicado aroma, que muestra su carácter cuando acaricia nuestra boca. Es salina, fresca y muy gastronómica: quisquillas, langostinos, ostras, jamón ibérico, cecina, kokotxas, un arroz marinero o caldoso. ¡Yo diría que hasta uno con conejo y caracoles!

Dos recomendaciones: si pueden guardar este vino háganlo, les encantará su evolución. Si tienen la suerte de toparse con su edición embotellada en rama (sin filtrar) no lo duden, sonrían y siéntase afortunados; ante ustedes está uno de los grandes vinos del mundo a precio de lineal de supermercado.

Encuentra este vino por 9,80 € en Coalla Gourmet o vía Wine Searcher.

2. Lanius 2014

Alta Alella. DO Alella

Agustí Peris, sumiller de Etxebarri en Atxondo (Bizkaia). Lo primero que nos dijo Agustí cuando le pedimos que nos recomendara un vino para el verano es que poner un límite de precio le hacía sentirse un poco incómodo y, en cierto modo, privado de su libertad de elección. Parece claro que el que fuera sumiller de El Bulli en los primeros tiempos de reconocimiento internacional del restaurante –y que hoy ha encontrado su lugar en el bello paraje del valle de Atxondo junto al mago de la parrilla Bittor Arginzóniz– tiene otras prioridades a la hora de elegir qué lleva a la copa.

¿Por qué este blanco apoyado fundamentalmente en la pansa blanca (xarel.lo)? “Su densidad y frescura le dan una estupenda estructura. Podríamos hablar de un muy buen comodín para compartir en la mesa”, dice Agustí.

Encuentra este vino por 16,50 € en Vinissimus o vía Wine Searcher

3. Elemental 2015

Vinyes Singulars, Vino sin Indicación Geográfica

David Villalón, Angelita Madrid (Madrid). Mi recomendación es Elemental 2015, un espumoso ancestral del Penedès, de la bodega Vinyes Singulars. Procede de los viñedos más antiguos de la familia, Tiras del Enano (xarel.lo) y La Plana (macabeu) plantados en los años 50 y cultivados de forma orgánica. No se usa SO2 y la elaboración es completamente artesanal.

Me parece una opción fantástica para el verano, pues se trata de un vino fresco, intenso, de burbujas pequeñas y muy bebible, que lo convierten en un aliado perfecto para reuniones informales y largas, mañana, tarde y noche.

Consulta en la web de la bodega donde se pueden probar y comprar sus vinos o escribe a: vinyessingulars@gmail.com.

4. AT Roca Brut Rosat 2014

AT Roca. Clàssic Penedès.

Lucas Payá, consultor en Washington DC. Durante estos meses de intenso calor debemos prestar buena atención a la temperatura de servicio de los vinos. Durante los días de verano, no hay nada más agradable que un tinto afrutado —y no muy tánico— a unos 16ºC, y nada menos agradable que uno por encima de los 20ºC (los llamados “caldos”). Dicho eso, los vinos servidos “en cubitera” son una apuesta segura para no estar constantemente pendiente de la temperatura en nuestras copas, aunque por lo contrario, un vino consumido demasiado frío perderá gran parte de su expresión y lo único que logrará es anestesiarnos los sentidos. 

Recomiendo el Clàssic Penedès, AT Roca Rosat Reserva 2014 como una muy buena opción para disfrutar durante las vacaciones. Un vino procedente del corazón de la región del cava, de vivo color salmón, elaborado con las uvas y los métodos tradicionales, orgánico, de fina burbuja, con moderado nivel de alcohol y con la complejidad obtenida tras sus veinte meses de crianza sobre lías. Servirlo a 6-8º C (cubitera 1/3 llena de hielo y abundante agua), en una copa de vino blanco (para apreciar sus aromas de frutos rojos), y acompañado de refrescantes platos veraniegos. Una delicia.

Encuentra este vino por 11,40 € en Enterwine.

5. Vermut Melquiades Sáenz

Bodegas Diezmo Nuevo. Moguer (Huelva).

Xanty Elías, propietario del restaurante Acánthum en Huelva. El chef onubense, galardonado con una estrella Michelin en 2015, es un gran defensor de los productos de su tierra, no sólo en la cocina sino también en la bodega de su restaurante. Su elección proviene de una casa fundada en 1770, por entonces conocidas como Bodegas Sáenz, la primera en registrar una marca de vermut en España. 

“He elegido este vermut por su historia, porque es una bebida que vuelve y queda genial tener un grande como éste en la despensa. Se puede servir con hielo y eso es una ventaja ya que puedes tomarlo muy frío. Aunque se agüe un poco sigue teniendo gran persistencia.

A mí me gusta acompañarlo con una buena ración de salchichón ibérico con cebollitas encurtidas en cítricos. Para servirlo, aconsejo hielo muy macizo, la piel de una naranja y una lima. Conviene que esté muy frío para no descongelar el hielo en exceso. A los que les parezca muy fuerte, le pueden añadir un toque de soda.”
 
Encuentra este vermut por 10,90 € en Vinos Dulces.

6. El Petimetre 2014

Colonias de Galeón. VdT Sierra Norte de Sevilla

Rafa Bellido, propietario de La Mojigata en Sevilla. El presidente de la Federación de Sumilleres de Andalucía y de Sevilla se queda con una recomendación poco conocida (y difícil de encontrar) fuera de la zona. Se trata de un vino elaborado por la bodega Colonias de Galeón en Cazalla de la Sierra, una comarca situada en el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla que fue exportadora de vino a las colonias de América hasta el siglo XVII. 

“Este vino no podría tener mejor nombre ya que es sevillano por los cuatro costaos”, explica Bellido. “El  Petimetre viene del francés petit maître: el señorito en castellano. Es un chardonnay 100% ecológico que se cría sobre sus lías. Servido frío pero no helado, es ideal para comidas veraniegas o simplemente para disfrutar con amigos.

¡Y lo mejor de todo es que no se precisa excusa alguna para descorchar una botella!”

Encuentra este vino por 8,95 € en la web de la bodega.

7. Exibis 2012

Can Serra del Exibis Viticultors. DO Pla de Bages

Isabelle Brunet, sumiller de Monvínic en Barcelona. Este vino es resultado del proyecto conjunto del restaurador Pep Aligue y Joan Soler, antiguo enólogo de Abadal y actual presidente de la DO Pla de Bages, que combina su trabajo aquí con el asesoramiento a diferentes bodegas. 

Exibis es su vino de entrada de gama que combina un viejo cabernet de montaña muy bien trabajado con las variedades locales sumoll y mandó. Su gran virtud es lo bebible y jugoso que es, un vino de sed para beber en cantidad, de “glouglou” como se dice en París. Me encanta la fruta roja fresca y el carácter especiado, la madurez de la fruta sin excesos y el volumen y generosidad en boca. Recomiendo servirlo a unos 15ºC en compañía de buenos amigos y cualquier carne roja madura.

Encuentra este vino por 9,80 € en Vinissimus.

8. Amontillado Tio Diego

Valdespino (Grupo Estévez). DO Jerez

Aratz Mendieta, sumiller de El Cenador de Amós en Villaverde de Pontones, (Cantabria). Aparte de mi debilidad por los vinos de Jerez, este amontillado cumple a la perfección lo que se espera de un vino de aperitivo en esta época en la que dedicamos más tiempo a la previa de la comida. 

No es un amontillado encabezado, sino un fino que después de 10 años ha perdido el velo de flor y se ha oxidado durante otros ocho años. Esto le aporta una finura y una sedosidad que lo hacen muy agradable de beber.  En mi opinión, el consumo óptimo es un poco por debajo de la temperatura de servicio habitual; sobre los 13º es perfecto para acompañar unas anchoas de Santoña.

Encuentra este vino por 12 € en Coalla Gourmet y en Wine Searcher.

9. Gregorio Martínez Mazuelo 2013

Bodegas Gregorio Martínez. DOCa Rioja

Juan Ayerbe, propietario de la web de vinos El Sumiller. Se me ocurren manzanillas, cavas, blancos, rosados pero quiero recomendar un tinto. Un tinto muy fresco con alma de blanco que especialmente en estas fechas se agradece por su frescura, cuerpo ligero, de poco tanino y trago largo. 

Es un 100% mazuelo cultivado en suelos de arcilla ferrítica con arenas a 700m. de altitud y orientación norte. Fermenta con levadura autóctona, hace la maloláctica con hollejos y sin sulfuroso y pasa siete meses de crianza en barricas de roble francés usadas. Es un Rioja muy atlántico y fresco con una relación calidad-precio formidable. 

Por su ligereza y excelente acidez marida muy bien con comidas ligeras típicas del verano como paellas valencianas, pastas con verduras y carnes, legumbres, calderetas y pescados de carne prieta como el rape, bacalao o bonito, lamprea, pulpo a la gallega, carnes blancas de todo tipo, quesos semiduros, semigrasos, de pasta prensada; Tetilla de Galicia, San Simón (Galicia), Mahón (Menorca), Emmental, Gruyere, Parma y quesos holandeses. Un “vino de sed” muy apropiado para estas fechas calurosas.

Yo recomiendo servirlo entre 15 y 18 grados. Cuando sube la temperatura no se deja notar el alcohol y se mantiene muy fresco.

Encuentra este vino por 9,45 € en El Sumiller y en Wine Searcher.

10. Flow 2015

Sota els Àngels. DO Empordà

Pedro Ruiz Belda, propietario de Tiza y Flor en Alicante. A pesar de ser un enamorado de los vinos de jerez, el propietario de esta tienda de vinos en la que se organizan catas interesantísimas y poco frecuentes fuera de las grandes ciudades nos recomienda un tinto natural del norte de Cataluña.

“Es un vino realmente adictivo y perfecto para el verano. Y como lleva tapón de rosca se consume casi sin darte cuenta. Es un ensamblaje de cariñena y picapoll y está elaborado por Sota Els Àngels, una bodega que elabora de forma ecológica y biodinámica. En este caso es un vino natural pero limpio, sin las notas de establo que a veces se encuentran en este tipo de elaboraciones”, explica Pedro. 

“Cumple todo lo que esperas de un vino para tomar con el buen tiempo: es fresco, redondo, no es nada pesado, tiene los taninos pulidos y mucha fruta. Yo lo meto en la nevera, y a los 10 minutos de sacarlo, el vino está brutal. Creo que unos 10-12ºC es una buena temperatura para este vino. Además es un vino que se puede tomar solo o acompañado; es un todo terreno”.

Encuentra este vino por 10,80 € en Gourmet Hunters.

11. Albamar 2015

Bodegas Albamar. DO Rias Baixas

Marcos Docasal, sumiller del restaurante Nito en Viveiro (Lugo). El vino que he elegido es un albariño 100% de la DO Rías Baixas, en la subzona del Salnés. Albamar es una bodega pequeña propiedad de Xurxo Alba y familia de una producción en torno a 55.000 botellas.

Las uvas de este vino vienen del complejo intermareal de la desembocadura del río Umia, en un terreno de arena que hace no mucho era mar. Están volcadas directamente sobre el Atlántico y esto se nota en el vino.

Este 2015 fermentó con levaduras autóctonas y permaneció alrededor de cinco meses con sus lías en depósitos de acero inoxidable.

En mi opinión, es una magnífica expresión de esta zona. Un vino fresco, con acidez marcada y notas salinas. Perfecto para tomar en estas fechas con mejillones al vapor, ostras, navajas…

No es necesario enfriarlo demasiado y la propia bodega recomienda su consumo a 12ºC.

Encuentra este vino por 9,85 € en Juncal Alimentación y en Wine Searcher.

12. Una Mica de Gatzara 2014

GatzaraVins. DO Conca de Barberà

Jonathan García, sumiller y propietario de Cork Vinos en Bilbao. Enclavado en Barberà de la Conca, rodeada de entornos naturales de gran atractivo paisajístico, es una bodega que nació en 2007 fruto de la inquietud e ilusión de tres socios de Montblanc.

Es un vino tinto elaborado con las variedades Trepat (75%) y Tempranillo (25%). Realmente lo he elegido ya que en verano siempre se nos viene a la cabeza vinos blancos y rosados, por su agilidad y sensación fresca. Sin embargo, en este caso, quiero hacer hincapie en esos vinos que se adaptan perfectamente a esta época del año. 

En mi caso, Una Mica de Gatzara destaca por una nariz que recuerda a esas frutas silvestres ligeramente ácidas, menta, y hierba luisa. En boca encuentro un vino fresco, muy expresivo, con gran peso de fruta y mucho recorrido.

En cuanto al maridaje, yo me iría a pescados carnosos y con poca elaboración como lubina y dorada salvaje, sin dejar de lado un arroz caldoso con vegetales y mariscos.

Encuentra este vino por 8,80 € en Vinissimus.

13. Txakoli Uno 2014

Bodega Goianea. DO Arabako Txakolina 

Alaitz Galán, sumiller del restaurante Arbidel en Ribadesella (Asturias). El txakoli es una de esas bebidas para compartir con amigos y familia y qué mejor momento que el verano, cuando nos juntamos alrededor de las brasas de la parrilla para compartir momentos únicos.

Se elabora en Goianea, una bodega que surge de la unión de tres personas y tres formas de entender el txakoli, sus variedades autóctonas y su zona: Juan José Tellaetxe, párroco, José Cruz Guinea, hostelero y Jose María Gotxi, ganadero. Los tres son también viticultores y se unieron con el objetivo de redescubrir vitivinícolamente la zona en la que se encuentran, en las inmediaciones de Amurrio. Su trabajo se basa en el absoluto cuidado de las uvas de variedades autóctonas (Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Zuri Zerratie) como elemento principal.

Recomiendo servir este txakoli a unos 6 grados y acompañarlo con pescados a la parrilla, como por ejemplo un buen besugo.

Encuentra este vino por 9,90 € en Lavinia y Wine Searcher.

14. Callejuela Manzanilla de Añada 2012 1/11

Callejuela, D.O. Manzanilla – Sanlúcar de Barrameda

Silvia García Guijarro, sumiller del restaurante Kabuki Wellington (Madrid). Es una manzanilla muy especial que proviene de una sola parcela situada junto a la bodega Viña Callejuela, propiedad de los hermanos Blanco en Sanlúcar de Barrameda. Con ayuda de su enólogo Ramiro Ibáñez, uno de los personajes que más está revolucionando el mundo del Jerez, vieron que la calidad de la añada 2012 era tan especial que merecía la pena sacar el mosto de sobretablas (primera fase de crianza tras el encabezado) y embotellarlo por separado.

El vino se llama 1/11 porque se separaron once botas y cada año irá vaciándose una para su embotellado. Aunque la 2/11 ya está en el mercado para mí la 1/11, una saca de la bota Nº 8, es muy especial por su singularidad y frescura. También me parece muy valiente que haya productores dispuestos a buscar nuevos caminos para dar con un producto diferente que pueda llegar a nuevos clientes.

Recomiendo servirla sobre 7-8 grados y acompañarlo de todo tipo de productos veraniegos: gazpachos, pescados al horno o fritos o unas deliciosas gambas rojas de Denia a la plancha.

Bota 1 agotada. Encuentra la saca #2 de este vino por 18,85 € en Monvínic.

15. Fino Inocente 

Valdespino (Grupo Estévez). DO Jerez

Belén Salvador, sumiller de Lavinia Restaurante (Madrid). Mi vino del verano es el fino Inocente de Bodegas Valdespino elaborado con palomino del pago de Macharnudo y criado bajo velo en flor durante más de ocho años. La relación calidad-precio es extraordinaria si se tiene en cuenta que se comercializa por debajo de los 10 €. Además tiene la singularidad de haber mantenido la procedencia de uno de los pago históricos de la zona.

Es ser un perfecto acompañante del aperitivo para tomar con tapas, pescados, mariscos, escabeches y, cómo no, con jamón ibérico. Un maridaje especialmente interesante para mí es con sardinas marinadas en ponzu con mantequilla de algas.

Encuentra este vino por 9,50 € en Lavinia y Wine Searcher.

16. Albariño Do Ferreiro 2015 

Bodegas Gerardo Méndez, DO Rías Baixas

Luis García de La Navarra, sumiller y propietario de Vinoteca García de La Navarra (Madrid). Elijo Do Ferreiro por muchos motivos, pero sobre todo porque es un vino muy limpio en nariz cuyas notas herbáceas y a eucalipto son capaces de transportarte a esas tierras de bosques de Galicia. La boca es suave y fresca, cargada de una generosa acidez que no molesta porque también hay una textura envolvente. AL final, las notas amargas y ligerísimos toques salados invitan a seguir bebiendo. Una añada difícil en la zona pero muy bien resuelta por la familia Méndez.

Encuentra este vino por 13 € en Ideavinos y Wine Searcher.

17. Eklipse 2014

Bodegas Itsasmendi, DO Bizkaiko Txakolina.

Ismael Álvarez, sumiller del restaurante Nerua de Bilbao. Itsasmendi siempre ha sido una de las bodegas que más apuestan por la investigación y la búsqueda de proyectos que hacen resaltar la cultura del vino en Bizkaia. Ha obtenido resultados de una calidad infinita y es una de las bodegas que abandera con total orgullo los vinos de Bizkaiko Txakolina en el mundo. 

Uno de sus proyectos más curiosos es Eklipse, un txakoli tinto elaborado con un 65% de pinot noir y un 35% de hondarrabi beltza, la variedad tinta autóctona de Bizkaia, que proviene de viñedos de Muskiz y Gorliz, muy cercanos a la costa. En la cosecha 2014 podemos observar la finura que este vino va adquiriendo año tras año, con matices frescos y una fruta muy fina y delicada. La crianza se hace en diferentes barricas, que van desde 225 l. y 600 l. hasta 2.000 l., y se prolonga entre ocho y 11 meses para finalmente hacer el ensamblaje final. 

Es un tinto para tomar en verano. En este caso además se puede perder el miedo a bajar la temperatura; a 13ºC es perfecto para sofocar calores. Puede acompañar platos de pescado a la brasa como el rey o el rodaballo.

Encuentra este vino por 12,50 € en la web de la bodega.

18. Diez Días de Marzo 2014 

Bodegas Vilaplana, VT Norte de Granada.

Mónica Quirós, Sumiller del restaurante El Claustro de Granada. Este vino de nombre tan curioso proviene de una finca de Caniles, una pedanía de la localidad de Baza (Granada) y es un ensamblaje de macabeo, moscatel y jaén blanco. 

Es un vino perfecto para el verano porque resulta muy fresco y tiene poca graduación (12%). Ofrece además una acidez muy equilibrada y aromas muy especiales, sin nada de barrica. Está elaborado por Bodegas Vilaplana, un productor pequeñito que sólo elabora este vino y otros dos más, por lo que ponen todo el mimo y el empeño del mundo en conseguir la máxima calidad. 

El servicio debe hacerse en frío, entre 6 y 8 grados. Yo en verano lo acompañaría de nuestra cazuela de esturión de Riofrío con crema de patata y alma de caviar.

Encuentra este vino por 8,25 € en Granada Vinos.

19. Mahana nº3 2013 

Serie Limitada de Winelotseries, Valle de Bibei, DO Ribeira Sacra.

Dani Corman, propietario de Essencia Wine Bar de San Sebastián. Mahana Blanco es el tercer vino de la Serie Limitada de Winelotseries y de él se han embotellado 1.332 unidades. Se trata de un vino con excelente personalidad: Posee el carácter austero de la godello, con sutiles aromas de cera de abeja y boj en nariz, las notas alegres y frutales de la albariño y los matices florales de la doña blanca. 

En boca, la godello muestra su untuosidad y amplitud características, con sensa-ciones de gran frescura y profundidad en final de boca. Se encuentra en gran es-tado de forma pero irá mejorando a medida que envejezca en botella. 

Las opciones de maridaje son muy generales. La verdad es que es un vino muy versátil, pero si tuviera que elegir un plato concreto serían unos txipirones de an-zuelo fritos.

Encuentra este vino por 12 € en Winelotseries.

20. Partida Bellvisos 2011 Blanco

Sara i René Viticultors, DOQ Priorat.

Roger Viusà, sumiller y propietario de Plaça del Vi 7 en Girona. Una de las frases que más me han marcado en las distintas ocasiones que he tenido oportunidad de hablar con la magnífica pareja que son Sara y René, ha sido ésta: “Sí, nosotros también queremos elaborar vinos naturales pero con reflexión y sin que el esfuerzo de nuestros antecesores se corrompa”. Y de ahí su gran blanco de sol mediterráneo, de calor, de amplitud, de anchura, de luz, de potencia de llicorella que expresa todo el carácter prioratino sin tapujos, con toda su fuerza y descaro.  

Es un blanco de color cubierto amarillo-anaranjado, de sol intenso. Se arrima al labio con la calidez pesada del terciopelo, cáustico de pimentón, almendras tostadas y notas saladas de mar con recuerdos de lo que tendría que ser el sabor bien entendido del sol rancio mediterráneo y su reverberación en el suelo de llicorella. La tierra impone.

Este vino, que se sale completamente de nuestras indicaciones de precio (podría estaría entre 40-50 €) y con el que hemos hecho una excepción, se comercializa sólo en restaurantes y wine bars como la propia Plaça del Vi, 7 (Girona), Monvínic (Barcelona) o los madrileños Diverxo y La Taberna Laredo. De la cosecha 2011 se elaboraron 700 botellas y la última añada en salir al mercado ha sido 2013.


ARTICULOS RELACIONADOS

Los vinos españoles favoritos de los críticos extranjeros en 2017
Carlos Echapresto: “Falta la educación de vino desde la calle
1 Comentario(s)
Buscar
Amaya Cervera escribióViernes 05 de Agosto del 2016 (10:08:05)Uno que a mí nunca me falla es el Itsasmendi 7 que siempre disfruto cuando vuelvo a mi pueblo natal de Gernika en el País Vasco. Desde hace unos pocos años casi todos los bares de la localidad ofrecen por copas txakolís de productores de la zona. Los más habituales seguramente son el Itsasmendi de añada y el Berroja, otra muy buena y fresca elección.
 
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: