Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

disfruta

del vino
en España
  • 15 vinos para celebrar el fin del confinamiento
  • 15 vinos para celebrar el fin del confinamiento
  • 15 vinos para celebrar el fin del confinamiento
  • 15 vinos para celebrar el fin del confinamiento
  • 15 vinos para celebrar el fin del confinamiento
  • 15 vinos para celebrar el fin del confinamiento
Celebrando la vuelta a la normalidad. Fotos: Y.O.A y A.C.

Vinos recomendados

15 vinos para celebrar el fin del confinamiento

Amaya Cervera y Yolanda Ortiz de Arri | Martes 16 de Junio del 2020

Poco a poco hemos ido recuperando muchas de las actividades cotidianas que habían quedado interrumpidas por el coronavirus. Han vuelto los paseos, el placer de disfrutar de una copa de vino en una terraza, las reuniones con los amigos y la familia y, muy pronto, viajaremos con total libertad. ¡Qué ganas de volver a visitar viñedos!

Es muy posible que, en este proceso de recuperación de los placeres perdidos, la prioridad no esté tanto en lo que hay dentro de la botella como en la nueva actividad que por fin podemos llevar a cabo y, sobre todo, en disfrutar de la compañía que tanto hemos echado de menos. Con las temperaturas en ascenso y el verano a la vuelta de la esquina, hemos buscado 15 vinos muy apetecibles que acompañen el retorno a la normalidad. 

iNat Espumoso Ancestral, Soto Manrique (sin indicación geográfica)

Cada vez vemos más productores interesados en elaborar espumosos ancestrales, una de nuestras categorías favoritas para el verano. Burbujas nada complicadas y a menudo elaboradas como vinos naturales sin sulfitos añadidos como es el caso de este iNat que acaba de lanzar Soto Manrique. Se elabora con viñas viejas de garnacha cultivadas a más de 800 metros de altitud en el entorno de Cebreros, en el corazón de la sierra de Gredos. El color (rosa muy pálido) está muy conseguido. La nariz es limpia y nítida, con aromas de frutos rojos y toques cremosos (fresas y tarta de frambuesa) y el paladar sabroso, ligero, con leve amargor final. Se bebe solo. Hay 3.000 botellas disponibles.

Compra este vino por 15 € en Vinoteca Tierra.

Toto Barbadillo Brut Nature 2017 (sin indicación geográfica)

Una de las bodegas más destacadas y longevas del Marco de Jerez —el año que viene será su 200 aniversario— Barbadillo rinde un homenaje con este espumoso a Antonio “Toto” Barbadillo. Hombre innovador y visionario, experimentó en los años 70 con vinificaciones hechas según el método tradicional. Por suerte, Barbadillo guardó botellas que sirvieron de inspiración a Montse Molina y Armando Guerra para crear este vino de “guarda experimental y no amparado por la DO”, tal y como reza la etiqueta retro inspirada en la original de aquella época. Coupage de palomino y chardonnay plantadas en suelo de albariza en Gibalgín y Santa Lucía, dos viñas de interior, Toto Barbadillo tiene 20 meses de crianza y se elabora con doble fermentación en botella. Burbujas finas con notas de fruta madura y cítricos, fresco y muy agradable para un aperitivo o para acompañar comidas veraniegas que te transporten, aunque solo sea con el paladar, al Barrio Alto de Sanlúcar.  2.000 botellas de 75cl y mágnum.

Encuentra este vino por 12 € en la web de la bodega.

Camino de la Frontera Blanco 2018 (sin indicación geográfica)

Laura Lorenzo es una de las viticultoras con más talento y creatividad del noroeste de España. Además de Daterra Viticultores, su proyecto personal en el valle de Bibei, la curiosidad le llevó a los Arribes del Duero, una zona con gran riqueza vitícola pero olvidada y desprestigiada. Allí ha lanzado el proyecto Sinerxia junto al viticultor local Ángel Mayor, con quien crea su trío de vinos Camino de la Frontera. El blanco, elaborado con malvasía, verdejo y puesta en cruz, procede de viñedos con suelos de granito en Fermoselle (Zamora). Macerado con las pieles durante 10 días y fermentado y criado en barricas de castaño durante 11 meses, es un blanco sabroso, sincero, con buena fruta madura y perfecto para acompañar comidas veraniegas. Solo 857 botellas.

Encuentra este vino por 16,90 € en Coalla.

Tantaka 2018 Blanco, Juanjo Tellaetxe (Arabako Txakolina) 

El párroco y viticultor Juanjo Tellaetxe no es nuevo en el mundo del vino. De hecho, fue uno de los socios fundadores de Uno, una de las bodegas que puso el txakoli de Álava en el mapa. Ahora vuela en solitario con una misión: elaborar en su pueblo natal de Artomaña y recuperar los criterios de viticultura del valle de Arrastaria que se perdieron en la segunda mitad del siglo XIX. Este Tantaka de sugerente etiqueta con evocaciones de ancestros primitivos está elaborado con hondarrabi zuri de una única parcela cultivada en suelos aluviales a 330 metros de altitud. Los cinco meses de crianza con lías en acero inoxidable han dado lugar a un blanco alegre, frutal, perfumado, con vibrante acidez y un agradable contrapunto de dulcedumbre.

Encuentra este vino por 12,75 € en la tienda online de Montenegro Vinos

Badiola Las Parcelas Blanco 2018 (Rioja) 

Badiola es el proyecto que Península Viticultores está desarrollando en Rioja junto al empresario vasco Gorka Izagirre, creador del txakoli que lleva su nombre y soporte de su sobrino Eneko Atxa en sus proyectos de restauración con el tres estrellas Azurmendi a la cabeza. La bodega, ubicada en Villabuena de Álava, se surte de viñedos de éste y otros municipios cercanos de Rioja Alavesa. Las Parcelas busca reflejar el carácter de la viura plantada en las cabezadas de las viñas tradicionales de la zona sobre un perfil de suelos calcáreos. Con aproximadamente un tercio del vino fermentado en barrica, es un blanco con buenas dosis de complejidad (anisados, fondo cítrico, nata), sabroso, fresco y con un vibrante carácter cítrico que invita a seguir bebiendo. 

Encuentra este vino por 14,25 € en Doowine

Descregut Xarel.lo Vermell 2017 Blanco (Penedès)

La bodega familiar Can Descregut es pionera desde 2006 en la elaboración de vino con xarel.lo vermell, una mutación de la xarel.lo con uvas de color rosáceo y piel más gruesa, ciclo vegetativo más largo y algo más de acidez que estaba prácticamente desaparecida en el Penedès. Las viñas que cultivan Arantxa de Cara y Marc Milà tienen más de 50 años y se trabajan en ecológico y bajo principios biodinámicos. Buscando una mayor complejidad aromática, cosechan la vermell en su punto óptimo de maduración y la maceran con sus pieles durante 24 horas con lo que consiguen también un color más profundo. La crianza se hace en depósitos de acero inoxidable con sus lías finas durante nueve meses, con batonnage cada dos meses. El resultado es un vino con aromas delicados de fruta blanca y cítricos, buen equilibrio y acidez y volumen en boca. 

Encuentra este vino por 13 € en Cal Feru.

Dulas 2018, Bodegas Lagar de la Salud (Montilla-Moriles) 

Aunque no es ni mucho menos una bodega de nueva creación —Lagar de la Salud existe desde 1882— Miguel Puig y la enóloga Fátima Ceballos han conseguido traer nuevos aires a esta finca rodeada de viña y olivar en las inmediaciones de Montilla. Quizás por su experiencia en el Languedoc y Burdeos, entre otras regiones vinícolas, de momento solo elaboran tintos y blancos tranquilos sin flor como este Dulas joven (Salud, al revés), cuyo contenido y elegante presentación en botella borgoña trastocan muchas opiniones preconcebidas sobre esta zona más conocida por sus vinos generosos. Elaborado con uvas despalilladas de pedro ximénez, la variedad reina en esta región cordobesa, el mosto fermenta en depósitos de acero inoxidable donde reposa con sus lías durante cinco meses. En nariz, aromas frescos de flores blancas y notas herbáceas dan paso a un vino joven, jugoso y con un final persistente. Una novedosa interpretación de la pedro ximénez a un precio imbatible.  4.000 botellas.

Encuentra este vino por 9,25 € en Andalucía en Vino

Bozeto de Exopto 2019 Rosado, Exopto (Rioja)

Los vinos rosados son un comodín perfecto para esta época del año o simplemente para cuando nos apetece un trago fresco y no queremos lidiar con la carga tánica de un tinto. Este de Bodegas Exopto en Rioja es impecable y se bebe con gran facilidad. Utiliza la técnica del prensado directo que apenas permite la cesión de color, de modo que juega en la línea de los tonos pálidos que siguen marcando tendencia. La combinación de tempranillo y garnacha funciona muy bien y se traduce en notas de frutos rojos y toques anisados rematados con buena sabrosidad en boca. Muy buena relación calidad-precio. 

Encuentra este vino por 7,90 € en Wine is Social

Ariyanas Romé 2018 Rosado, Bodegas Bentomiz (Sierras de Málaga)

Este rosado elaborado con la variedad romé es perfecto para aquellos aficionados que no quieran renunciar a ciertas dosis de descubrimiento y exotismo. Se trata de una uva autóctona tinta cultivada en las escarpadas laderas de la Axarquía malagueña y que se solía destinar al vino de consumo doméstico, pero que, entre otras virtudes, puede presumir de una fantástica acidez. Bentomiz la elabora con mucho mimo dándole hasta ocho meses de crianza sobre lías. Más allá de los habituales toques a frutos rojos propios de la categoría, hay un plus de sapidez y un toque de piedra seca en final de boca que se puede asociar muy bien a los suelos pizarrosos de la zona. 4.500 botellas disponibles.

Encuentra este vino por 13,30 € en Tanino Wines.

Tobía Cuvée CVC Tinto, Bodegas Tobía (Rioja)

Este tinto participa del tímido renacimiento de la categoría riojana de los CVC (vinos de mezcla de varias cosechas). Algunas bodegas han resucitado estas siglas para elaborar vinos de alta gama, pero Tobía se mantiene más cerca de su uso tradicional en el ámbito de la relación calidad-precio y propone un ensamblaje de tempranillo y garnacha de las añadas 2017, 2018 y 2019. El resultado es un tinto con buena carga frutal (mora, arándano), toques balsámicos y regaliz en final. Será interesante ver si los CVC se reactivan en estos tiempos en los que hará falta sacar excedentes al mercado. ¿Veremos un uso inteligente de la categoría de cara a ofrecer vinos honestos y asequibles? Éste, por lo pronto, es un buen vino de diario sin interferencias de la madera.

Encuentra este vino por 7,50 € en la tienda online de la bodega.

Julieta Trepat 2018 Tinto, Josep Foraster (Conca de Barberà) 

Aunque aún desconocida para muchos aficionados, la trepat es una de las uvas que mejor sirve al propósito de la bebilidad. Su feudo natural está en la Conca de Barberà en Tarragona, donde se ha destinado tradicionalmente a la elaboración de cava y rosado. Recuperada para los tintos en los últimos años, es, además, una variedad de ciclo largo que funciona muy bien en un contexto de cambio climático. Julieta es una expresión particularmente pura ya que se ha criado durante siete meses en huevos de cemento, un material que respeta muy bien la fruta. El vino es muy fragante, con aromas de frutillos silvestres y pimienta blanca. Ligero, pero con tensión, alegre acidez y cierta persistencia en final. Un súper favorito para el verano.

Encuentra este vino por 15,95 € en Drinks & Co.

Castell de Santueri 2017 Rouge, Terra da Falanis (Mallorca)

Terra de Falanis es el segundo proyecto del equipo de Ánima Negra enfocado a producir vinos mediterráneos apoyados en variedades autóctonas. La última incorporación a la gama es este tinto que sorprende por su presentación clásica bordelesa, aunque el presunto château de la etiqueta no es sino la antaño imponente cooperativa de Felanitx que se abandonó en los ochenta y hoy presenta un aspecto bastante ruinoso. El vino, que se elabora a partir de una viña que estuvo antiguamente adscrita a la cooperativa, es un delicioso ensamblaje de callet (65%), manto negro (15%) y cabernet sauvignon (20%). Aunque la botella parece anunciar un estilo más estructurado, dentro hay un tinto de reconocible estilo mediterráneo y graduación controlada (13% vol.). Balsámico, fresco, y tan liviano y amable que se acaba en un abrir y cerrar de ojos. Hay 20.000 botellas para disfrutar. 

Encuentra este vino por 14 € en Vivino.

Las Margas Garnacha 2018 Tinto, Bodem Bodegas (Cariñena)

La Sierra de Algairén es el nuevo nombre de calidad cuando se habla de garnachas de Aragón. Situada a caballo entre las regiones de Valdejalón y Cariñena, aquí trabajan productores de alto vuelos como Fernando Mora (Frontonio) o Jorge Navascués (Mancuso). Y aquí nace también esta garnacha de precio muy asequible de Bodegas Bodem. La firma forma parte del grupo Axial Wines donde también se integran otros proyectos que giran en torno a la garnacha como Pagos del Moncayo (Campo de Borja) y La Casa de Lúculo (Navarra). Si el nombre del vino hace referencia a la naturaleza de los suelos en los que se cultivan las uvas, la elaboración, con parte de raspón y combinación de recipientes (inoxidable, roble francés y huevos de polietileno), permite que la variedad exprese todo su potencial frutal (fresa madura, hierbas de monte). Muy buena textura y estructura tirando a ligera que lo hace muy bebible. Sobra la botella excesivamente pesada que choca con el estilo aéreo del vino. El formato borgoña también sintonizaría mejor con esta garnacha de muy buena relación calidad-precio.

Compra este vino por 10,95 € en la web de la bodega.

Kinki 2018, Verónica Ortega (Bierzo)

¿Cuántas veces hemos oído decir —especialmente en las zonas más cálidas del país— que los tintos no son los vinos más aptos durante el verano por su concentración y carácter tánico? Pues bien, este tinto de color fresa destierra de una vez por todas ese mito con su estilo sutil, elegante y liviano. Para su elaboración, Verónica Ortega, una de las productoras con mayor proyección del Bierzo, cofermenta uvas de mencía, palomino, doña blanca, godello y otras variedades plantadas en suelos de pizarra degradada y arcilla a 750m de altitud en Cobrana. El raspón le da al vino ese punto fresco de frutillos rojos y ligeramente crujiente que se redondea con los siete meses de crianza en foudres y ánfora. Con 11,5% de alcohol, es un tinto tan equilibrado, vibrante y seductor que invita a compartirlo con amigos para no terminarte tú solo la botella. 2.100 botellas de puro disfrute.

Encuentra este vino por 22,50 € en La Tintorería.

La Forcallà de Antonia 2017 Tinto, Rafael Cambra (Valencia) 

Fue un placer poder conocer por fin a Rafael Cambra en la cata de Viñateros en Londres en febrero pasado, un gran pionero en recuperar variedades autóctonas en Valencia que no se prodiga demasiado por ferias y salones. Nos contó que la forcallà se cultivaba por todo el Levante. Es tinta (casi rosada al ojo) y de piel dura, que le permite aguantar tanto la sequía como la gota fría. La suya nace de terrenos arenosos (dice que estas variedades antiguas necesitan suelos con personalidad); son cepas de 55 años en pie franco cultivadas a 700 metros de altitud. Se elabora con algo de raspón y se cría en barricas de gran formato. Es muy sabrosa, equilibrada y agradable de beber, aunque 2017 fuera una añada bastante cálida y el vino tenga algo más de graduación de lo habitual. Si miramos el precio, es un auténtico regalo para los aficionados.

Encuentra este vino por 9,50 € en Drinks & Co.

ARTICULOS RELACIONADOS

10 vinos para descubrir esta primavera
15 compras inteligentes para disfrutar en 2020
15 vinos para celebrar la llegada de la primavera
31 vinos para probar en agosto
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: