Pasión por el vino español

disfruta

del vino
en España
Selección de vinos 2022 (y III): burbujas y generosos del sur Recomendaciones de vinos tradicionales del sur de España y burbujas de Cataluña Foto: Abel Valdenebro

Vinos recomendados

Selección de vinos 2022 (y III): burbujas y generosos del sur

Amaya Cervera y Yolanda Ortiz de Arri | Lunes 25 de Julio del 2022

Hemos dedicado este tercer artículo a los vinos de elaboraciones especiales. En la categoría de espumosos, casi todos son de producciones muy reducidas, pero hay propuestas bastante interesantes ya sea por el origen de las uvas, el tipo de elaboración, el tiempo de crianza o una combinación de varios de estos factores a precios realmente accesibles.

Entre los generosos, nos hemos centrado sobre todo en novedades del Marco de Jerez así como en un productor con una gran colección de vinos viejos en Montilla-Moriles.

Dumenge Xarel.lo Ancestral 2021, Celler Dumenge (sin DO)

Celler Dumenge (diumenge es domingo en catalán) nace como aventura casi de fin de semana entre tres amigos muy vinculados a la localidad de Sant Sadurní d’Anoia: Laia (enóloga), Oriol (viticultor) y Jaume (fotógrafo). Todo empieza para evitar que Oriol tirara una partida de uvas de xarel.lo vermell de viña joven. El ancestral que salió de allí gustó y les animó a seguir adelante con este auténtico micro proyecto centrado de momento en la elaboración de pét-nats. La segunda referencia de la gama es este xarel.lo de una viña de 70 años que mira al norte, y a Montserrat, y que llevan regenerando desde hace dos años.

Apuestan por vendimias muy tempranas, maceración en frío y fermentación parcial (y espontánea) con pieles de racimos despalillados a la manera de un brisado. Tiene una crianza de unos 10 meses, pero solo tres en rima porque no buscan la autólisis, sino la frescura. Hay ciertas notas cítricas y herbales, sin que el trabajo con las pieles tenga demasiado protagonismo ni aporte amargores. Es directo, con refrescante acidez y muy fácil de beber. Un acierto también la etiqueta, sencilla y luminosa y, la marca, que es un plan en sí mismo: ¿a quién no le apetece pasar un domingo descorchando ancestrales? 15,5 €. 800 botellas. Distribuidor: La Natural.


Camí dels Xops 2021 Ancestral, Anima Mundi (sin DO)

Agustí Torelló Roca es la tercera generación de una gran saga de productores de burbujas en el Penedès. El abuelo es Agustí Torelló Mata; el padre, Agustí Torelló Sibill. Con este último trabaja activamente en AT Roca bajo el sello de Classic Penedès, pero también ha tenido tiempo para desarrollar sus propias etiquetas: vinos tranquilos y ancestrales de baja intervención bajo el nombre de Ánima Mundi.

Camí dels Xops (camino de los chopos) es su tarjeta de presentación en lo que atañe a las burbujas. Se elabora con cuatro parcelas de suelos calcáreos, dos de macabeo y dos de xarel.lo, cercanas a la propiedad familiar de San Sebastià dels Gorgs y al camino que le da nombre. Los racimos se someten a un prensado directo e inician la fermentación un 70% en acero inoxidable y el resto en barrica. Cuando quedan unos 30 gramos de azúcar por litro pasa a la botella donde se cría durante apenas seis meses. Llega al consumidor sin sulfitos, sin filtrado y sin clarificado. Un ancestral que, tanto por la presentación como por el contenido de la botella, aporta valor a la categoría. Aquí hay tensión, sabrosidad y nitidez de sabores. Además de un saber hacer y una personalidad que valorarán los amantes de los espumosos. 15.000 botellas.15 €


Microtiratge 6 Gran Reserva 2016 Brut Nature, María Rigol Ordi (Cava)

María Rigol Ordi es una pequeña bodega familiar de Sant Sadurní d’Anoia que produce unas 60.000 botellas anuales, todas del estilo más seco (brut nature). No cuenta con viñedo propio, pero se apoya en relaciones de largo tiempo con proveedores. Una de sus iniciativas más originales es la gama de Microtiratges, una especie de línea experimental en la que se obligan a salir de su zona de confort. En su sexto cava bajo este concepto se atreven a dar el protagonismo a la parellada (70% del ensamblaje), la variedad con menos presencia en espumosos de larga crianza, y a reducir el peso de la xarel.lo, la habitual columna vertebral para la guarda en el Penedès, a un 30%. La clave en este caso está en el perfil de una parellada de Fontrubí, zona fresca, con mayor contraste térmico y viñas a 500 metros de altitud, que ha permitido llevar el tiempo de contacto con las lías hasta los 60 meses (un poco más en degüelles posteriores).

Un gran reserva diferente, con buena autólisis, menos volumen y cremosidad en boca de lo habitual en su categoría pero que se expresa con la delicadeza propia de la variedad. La acidez es el gran hilo conductor de este cava con un precio muy moderado teniendo en cuenta su largo envejecimiento. 2.060 botellas. 24 € 


Forlong Burbuja Blanco Método Ancestral 2021 (El Puerto de Santa María)

Artesanos y ecológicos desde sus inicios, Alejandro Narváez y Rocío Aspera llevan desde 2014 trabajando sus viñas en el pago Balbaína. Con ellas elaboran una decena de originales vinos, principalmente de palomino los blancos, y de tintilla y algunas variedades francesas los tintos.

En el caso del espumoso ancestral, elaborado con palomino procedente del Pago de Añina con suelos de albariza tosca, Alejadro y Rocío lo mantienen ocho meses en rima en contacto con las lías. El degüelle de las botellas se hace a “la volé”, retirando la chapa de la botella con un movimiento rápido, y se rellena con el mismo vino. Refrescante y ágil en boca, destacan las notas cítricas y sápidas, con una burbuja agradable e integrada. Final largo y muy fresco. Para beber a placer durante este verano tan tórrido. 1.500 botellas, 21 €


La Honda Fino en Rama El Puerto de Santa María, Osborne (Jerez)

La nueva gama de embotellados en rama de Osborne incluye Coquinero, un fino que refleja como pocos las particularidades de la crianza en el Puerto de Santa María y que se merecía mayor visibilidad; el concentradísimo amontillado La Honda con 22 años de vejez; y este fino con 12 años también bajo la marca La Honda que comparte ese momento de agonía de la flor (cuando el fino está al borde de comenzar su vida como amontillado) tan fascinante. Hay una gran intensidad tanto en nariz como en el paladar y una profundidad sápida y salina que se mantiene largamente en final de boca. 

Tiene ese carácter de puerto característico (hidrocarburo, marea baja), abundantes notas de frutos secos y un toque cremoso en final que arropa el carácter punzante. Con fecha de embotellado en la etiqueta (14/07/2021). 10.600 botellas de 50 cl. 25 €


Manzanilla Solera Playa, Bodegas Del Río (Sanlúcar de Barrameda)

Con viñedo propio en el pago Miraflores, los hermanos Del Río, cuarta generación de viticultores y almacenistas, se animaron por fin en 2022 a comercializar sus vinos. Trabajan desde una bodega que antes fue serrería en Bonanza, un barrio al norte de Sanlúcar, justo a orillas del Guadalquivir, donde la brisa marina de la playa acaricia los vinos que esta familia ha vendido tradicionalmente a otras bodegas y a algún marquista.

Durante su presentación oficial en junio pasado en Vinoble —los socios del Club Contubernio tuvieron una pequeña primicia un poco antes— los hermanos del Río trajeron dos vinos: su vivaz manzanilla fina Solera Playa, con cuatro años de vejez media (con la etiqueta azul en la foto), y la pasada, que se llama también Solera Playa aunque con etiqueta dorada, y que reseñamos aquí. Esta última destaca por sus notas yodadas, salinas y frescas a pesar de sus ocho-nueve años de edad media y un agradable amargor en una boca larga y con buen volumen. Un nuevo e interesante proyecto a seguir de cerca. 1.200 botellas, 18 €


Carvajal Medium en Rama, Carvajal Wines (Jerez)

Tras más de dos décadas en González Byass, Jaime Carvajal decidió que había llegado el momento de independizarse y montar su propio proyecto. Fue así como en 2014 y junto con sus dos hijos creó Carvajal Wines, siguiendo el modelo de negociant, embotellando desde 2018 vinos seleccionados de bodegas del Marco de Jerez, principalmente Delgado Zuleta en Sanlúcar de Barrameda.

Con el lema “bienvenido al espectáculo” y etiquetas de colores que hacen referencia al circo, los Carvajal tienen en el mercado una manzanilla, un amontillado, un oloroso y este medium, que se embotella en rama. Es un vino de cabeceo, que se extrae de 18 botas con algo más de 16 años de envejecimiento estático y ya ensamblado con el pedro ximénez, de ahí el nombre Solera de Embarque que es como se llamaban a los vinos que se criaban ya ensamblados.

Los medium, una categoría generalmente comercial y destinada a la exportación, no suelen figurar entre los vinos de calidad de Jerez pero este Carvajal es una curiosa excepción. Con notas acarameladas de caoba y toffee, tiene la nariz profunda de oloroso y las notas sedosas y suaves de un vino “tocado” pero con una largura y una complejidad mayor que otros vinos en esta categoría. 900 botellas en una única saca. 28 €


Villa Marta 2013, Bodegas Luis Pérez (Jerez)

Cuando los Pérez compraron en 2013 la finca El Corregidor en el pago jerezano de El Carrascal, comenzaron a trazar un proyecto de vinos de pago y añada sin encabezar en los que el terruño y la crianza fueran a la par. Casi 10 años después, La Barajuela es hoy en día una realidad consolidada con una amplia colección de vinos elaborados en función de las condiciones de la añada y los distintos estadios de maduración.

De esa primera añada saldrá al mercado este año un nuevo embotellado que está destinado a ser, en palabras de Fran López, sumiller de Bodegas Luis Pérez, “el gran vino de la casa”. Villa Marta 2013 procede de una única bota, que en su día perteneció a Domecq, de la docena que se llenaron en aquella primera cosecha de La Barajuela. Es un fino amontillado, embotellado al límite de la crianza biológica, “al estilo de los Carta Blanca de Agustín Blázquez”, que conjuga intensidad, potencia, sapidez y elegancia. Merecerá la pena disfrutarlo pausadamente: solo se embotellarán 300 unidades que se venderán cada una a 150 €


La Inglesa Amontillado (Montilla-Moriles)

Es difícil decantarse por un único vino de la extraordinaria gama de Bodegas La Inglesa, una casa presente en Montilla-Moriles desde el siglo XIX pero cuyos vinos apenas se han tocado ya que se destinaban para consumo familiar o para clientes muy especiales como la Casa Real, la Embajada de Estados Unidos en España o El Corral de la Morería, donde lo probamos por primera vez gracias a su sumiller Santi Carrillo.

Fundada por antepasados de la familia Alvear, el palacio de La Inglesa y su lagar se vendió en 1965 a Antonio Doblas, empresario cordobés de ganado bravo, olivarero y bodeguero, que lo convirtió en su residencia. En la actualidad son su hijo y nieto, con quienes comparte nombre, los que gestionan la bodega, que tras muchos años como almacenista, ha empezado recientemente a comercializar pequeñas cantidades de estos vinos viejos y a elaborar hasta tres finos —de entre 6 y 18 años— con uvas de Moriles Altos.

En Vinoble pudimos probar toda la gama —incluida la poderosa y radical bota 110 de amontillado viejo de la que se hará una saca en 2023 para honrar el centenario del nacimiento del primer Antonio Doblas y el finísimo y elegante Palo Cortado de 80 años de vejez media. Como para este artículo tenemos que elegir uno, destacamos el Amontillado, por ser un estilo que, dentro de su vejez (unos 25 años), combina complejidad, redondez y persistencia a un precio asequible para la incuestionable calidad de este vino, que se rocía con fino pasado de Moriles Altos de entre 16 y 18 años de edad. 2.500 botellas de 50cl. en sacas estacionales. 31 €.


ARTICULOS RELACIONADOS

Selección de vinos 2022 (II): blancos y naranjas
Una selección de tintos (y un par de rosados) para probar en 2022
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: