Alvear Montilla Moriles | Spanish Wine Lover

Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

BODEGAS

Es una de las bodegas más antiguas de España. Fundada en 1729 por Don Diego de Alvear y Escalera, sigue en manos familiares con la séptima y octava generación al frente. Las instalaciones de elaboración se dividen entre el Lagar de las Puentes, en la Sierra de Montilla, principal zona de calidad de la denominación gracias a sus suelos marcadamente calcáreos, y la llamada Casa Central, un conjunto de edificios que se extienden por unos 60.000 metros cuadrados en la localidad de Montilla. Casi la totalidad de las 6.000 botas de crianza de entre 500 y 600 litros con que cuenta la bodega se encuentran en este último emplazamiento en el que destaca la vieja bodega “de la Casa” del siglo XVIII que alberga las soleras más viejas.

La base de los vinos son 150 hectáreas de viñedo en propiedad (todo de la variedad pedro ximénez) más otras 200 que se adquieren a viticultores locales.

La mayoría de las marcas actuales y las elaboraciones de brandy proceden de principios del siglo XX bajo la dirección de Francisco de Alvear, conde de la Cortina, cuando también se adquirieron numerosos viñedos y se ampliaron las bodegas. La emblemática marca de fino C.B. es anterior. Tiene su origen en el capataz Carlos Billanueva, que fue asistente de Diego de Alvear y Ponce de León, militar defensor de Cádiz frente a los franceses. Reconvertido en enólogo-capataz, marcaba las mejores botas con sus iniciales. Muchos Alvear ilustres se hicieron cargo de la bodega a lo largo de la historia. Sabina de Alvear y Ward, de la rama inglesa de la familia, abrió los mercados de Reino Unido en el siglo XIX. Están documentadas también frecuentes visitas de la emperatriz Eugenia de Montijo a la bodega, así como de Próspero Merimée, autor de la novela que inspiró la famosa ópera Carmen.

Los vinos están basados en la uva blanca pedro ximénez, mayoritaria en esta región cálida y soleada en la que se empieza a vendimiar en agosto, y con gran potencial de azúcar. Esto permite que los finos no necesiten ser encabezados y que en su versión pasificada la pedro ximénez pueda alumbrar uno de los vinos dulces más densos y pastosos del mundo, el llamado PX.

Alvear elabora en la actualidad brandies, vinagres y vinos secos (blancos jóvenes), dulces y generosos (finos, amontillado y olorosos), siendo los dos últimos grupos los más significativos. En finos, Capataz (7,5 €), con al menos seis años de crianza, C.B. (cinco años mínimo y unos 5,5 €) y el Fino en Rama (unos tres años; 5,4 €). Sigue el amontillado Carlos VII (más de 20 años, 18 €) y el oloroso “abocado” Asunción con al menos 12 años de envejecimiento (18 €) y la importante gama de dulces PX. El joven de Añada (20 € la cosecha 2011 a la que Robert Parker valoró con 100 puntos) es una innovación propia de Alvear, así como el trabajo en crianza estática frente al sistema tradicional de soleras de la zona que también se refleja en el complejo Dulce Viejo (de añada y más de seis años de crianza, 27 €).

El legendario PX Solera 1830 (90 €), elaborado en cantidades minúsculas y que muestra el grado de complejidad y finura que puede alcanzar un gran PX viejo encabeza la nueva gama vinos viejísimos que se comercializa con nuevo packaging y elegantes etiquetas vintage (ver foto). En ella se incluye también el amontillado Solera Fundación (100 €), que procede de soleras antiquísimas de la familia, el rarísimo Palo Cortado Abuelo Diego, una categoría no demasiado habitual en Montilla y que ofrece niveles de concentración casi extremos, y el Fino Capataz Solera de la Casa que, con 12 años de crianza, raya ya en la frontera del amontillado.

Todos los días se pueden realizar visitas guiadas a bodega en cuatro idiomas (castellano, inglés, francés y alemán). También se proponen catas de iniciación a los vinos de Montilla y hacer un alto para tomar tapas y vinos en la taberna restaurante Las Llares, ubicada en la propia bodega.

Desde finales de la década de los noventa, la familia está presente en Extremadura a través del proyecto de vinos tintos Palacio Quemado.

VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA

Alvear Fino CB
Alvear Fino en Rama 2008
Alvear Pedro Ximénez de Añada 2011
Mostrar todos los vinos

ARTICULOS RELACIONADOS

Tesoros del sur (II): Pedro Ximénez
Todos los imprescindibles para una Navidad súper dulce
El terruño se abre paso en Montilla de la mano de Alvear y Envínate

Dónde encontrar los vinos