Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

disfruta

del vino
en España
¡Ven a nuestra fiesta en Lavinia Madrid! Amaya Cervera, directora de Spanish Wine Lover, y su colaboradora Yolanda Ortiz de Arri, en otra fiesta que seguro no fue tan divertida como la del 5 de octubre en Lavinia. Foto: Ángel L. de Luzuriaga

Experiencias

¡Ven a nuestra fiesta en Lavinia Madrid!

Yolanda Ortiz de Arri | Martes 18 de Septiembre del 2018

Nos encantaría que nos acompañarais el próximo cinco de octubre en una fiesta muy especial en Lavinia. Os proponemos un encuentro con algunos de nuestros productores favoritos (de los que hemos escrito largo y tendido en nuestra web), un poco de picoteo, música y alguna sorpresa. Y, por supuesto, estaremos allí para saludaros en persona con una copa de vino en la mano.

Lavinia nos ofrece su céntrico espacio en la calle Ortega y Gasset en Madrid, su fantástico equipo de organización de eventos para que todo salga perfecto y el apoyo de sus sumilleres.

Más de 20 elaboradores de toda España vendrán a la fiesta a mostrar sus vinos, entre los que habrá nuevas añadas y alguna primicia. También habrá un sorteo con un regalo sorpresa, un premio a la mejor foto de la fiesta que publiquéis en la redes sociales con el hashtag #LaviniaSWL y la oportunidad de conseguir una suscripción gratuita al club de Lavinia (coste normal 10 €) que ofrece multitud de ventajas y descuentos.

Las entradas para la fiesta están ya a la venta al modesto precio de 25 € así que ¡no lo dejes para mañana y apúntate si quieres disfrutar de grandes vinos en compañía de un montón de Spanish Wine Lovers!


Estos son los productores que estarán en la fiesta #LaviniaSWL:

Albamar
Xurxo Alba es desde 2006 la cara visible de Albamar, una pequeña bodega ubicada cerca de la desembocadura del río Umia en las Rías Baixas. La idea de hacer una viticultura lo menos intervencionista posible en sus dos hectáreas de viña, principalmente albariño y alguna variedad tinta, también se refleja en el trabajo en bodega.
Además de los vinos de Rías Baixas, Xurxo Alba elabora un par de tintos en Ribeira Sacra (Fusco) y Valdeorras (Ceibo).

Alta Alella
Situada en el parque natural de la Serralada de Marina, a apenas 19 kilómetros de Barcelona, Alta Alella es un precioso anfiteatro de viñas con vistas al Mediterráneo. Es un proyecto familiar impulsado por el enólogo Josep María Pujol-Busquets, quien desde su creación en 1991 apostó por un enfoque totalmente ecológico en la viña.
Su gama de vinos alcanza casi las 20 etiquetas, la mitad de ellas de cava. También elabora vinos naturales con cero sulfuroso y pequeña producción que llevan los nombres de algunas de las aves que viven en la finca.

Alvar de Dios
Alvar de Dios heredó de su abuelo tres hectáreas de viña vieja sin injertar en El Pego, un pequeño pueblo en Toro. Con las uvas de esta finca elaboró en 2011 Aciano, un tinto fresco y con taninos finos muy alejado del estilo de vinos potentes habitual en la zona. Además de en Toro, Alvar también elabora en Arribes del Duero con variedades locales que tienen gran potencial para hacer vinos de calidad gracias a su frescura. Aquí elabora tres vinos: dos tintos y un blanco.

Alvear
Fundada en 1729 por Don Diego de Alvear y Escalera, Alvear sigue en manos familiares con la séptima y octava generación al frente.
La base de los vinos son 150 hectáreas de viñedo en propiedad (todo de la variedad pedro ximénez) más otras 200 que se adquieren a viticultores locales. 
Desde finales de la década de los noventa, la familia está presente en Extremadura a través del proyecto de vinos tintos Palacio Quemado, donde cuentan con la asesoría de Envínate. La entente ha sido tan positiva que se ha trasladado también a Montilla-Moriles donde elaboran Tres Miradas, una nueva gama de blancos que busca reflejar los grandes terruños de la región.

Arizcuren
En 2011, el arquitecto Javier Arizcuren se hizo cargo de la explotación familiar de 16 hectáreas de viña en Quel (Sierra de Yerga, Rioja Baja) donde trabaja en ecológico con viñas de mazuelo y garnacha con edades entre 30 y 120 años conducidas mayoritariamente en vaso.
Javier estará en la fiesta con tres añadas de Solomazuelo: 2015, 2016 y 2017 en ánfora (presentación en primicia)

Borja Pérez Viticultor
Cuando lanzó Ignios Orígenes en 2011, Borja Pérez tenía claro que debía apoyarse en las características tan especiales del lugar en el que están: los suelos volcánicos de Tenerife, el clima atlántico y los vientos alisios y las variedades canarias como la blanca marmajuelo y las tintas listán negro, baboso negro y vijariego trabajadas con rendimientos que den calidad y no cantidad. 
Borja tiene 5,5 hectáreas en propiedad y trabaja con dos hectáreas más arrendadas a viticultores locales.

Callejuela
Paco y Pepe Blanco son dos viticultores que trabajan algo más de 28 hectáreas en el Marco de Jerez, en los pagos de Macharnudo, Añina, Callejuela y El Hornillo, donde en 1997 construyeron la bodega actual, que cuenta con lagar y embotelladora y está rodeada de viñas, prinicpalmente palomino, en tierra albariza.
La entrada de Ramiro Ibáñez como consultor en Callejuela les ayudó a arriesgar con elaboraciones novedosas como la serie Manzanilla de Añada 2012 Callejuela 1/11, las manzanillas de pago y los vinos blancos de pago sin fortificar.

Camino del Norte
Después de llevar la dirección comercial de varias bodegas, Luis Miguel Fernández decidió lanzar su propio proyecto en el Bierzo junto con su amigo el enólogo Raúl Pérez.
Elaboran tres vinos en la zona, todos de pequeña producción: un blanco de godello (La Patena) y dos tintos de mencía (El Tesón y El Soradal) de viñedos propios centenarios cultivada en pequeñas parcelas de Valtuille.

Celler del Roure
La familia Calatayud, sin tradición vinícola previa, empezó plantando tempranillo y variedades internacionales pero tras descubrir la mandó local, una variedad de perfil fresco, la fueron incorporando a su viñedo en Moixent (Valencia). Su gama Parotet, con base de mandó, fermenta en los viejos lagares de piedra que conservan en la bodega antes de pasar a las tinajas.  
Pablo Calatayud presentará en la fiesta la nueva añada de Safrà (2017) además de una nueva etiqueta que se llama Les Prunes Blanc de Mandó.

Cillar de Silos & Dominio del Pidio
Esta bodega fundada por la familia Aragón en la década de los noventa, en pleno boom de la Ribera, se estrenó en el mercado con la añada 1995 y su marca Cillar de Silos. Poseen unas 70 hectáreas de viñedos propios, la mayor parte ubicados en Quintana del Pidio y están plantando más partir de selecciones masales en viña. 
El proyecto Dominio del Pidio propone una vuelta a las elaboraciones tradicionales de la Ribera con tres premisas que Óscar, el enólogo de la familia, considera que inciden en el perfil del vino: la fermentación en cemento, la inclusión de pequeños porcentajes de la variedad blanca albillo en los tintos y el envejecimiento en las tradicionales bodegas subterráneas de la zona.
Los hermanos Aragón también elaboran un vino fresco y muy bebible en su tierra de origen (la zona del Arlanza) que también se podrá probar en la fiesta.

Comando G
Con una filosofía totalmente borgoñona y un idea muy clara de los vinos que querían elaborar, Daniel Jiménez-Landi y Fernando García han puesto a Gredos en el mapa de los vinos finos españoles. 
Elaboran sus garnachas en los tres valles de la sierra —Alto Alberche, Alberche y Tiétar— donde han recuperado algunos viñedos extremos en altitud y accesibilidad. En la bodega intentan alargar los ciclos para conseguir maduraciones más lentas, vinifican con raspón y con extracciones suaves y apuestan por crianzas con lías en barricas de gran tamaño o fudres.

De la Riva - Ramiro Ibáñez & Willy Pérez
Aunque niegan ser parte de ninguna revolución, Willy y Ramiro son sin duda el duo más dinámico e inconformista del Marco de Jerez en estos momentos. Conocen en profundidad los suelos y la historia de los grandes pagos y están enfrascados en un ejercicio de recuperación de la identidad de su tierra, que ha vivido grandes momentos de gloria pero también de decadencia.
Además de trabajar en sus proyectos personales, recientemente han lanzado De La Riva, una marca con la que buscan recuperar vinificaciones antiguas, de viñas determinadas y con una coherencia histórica. Algunos de estos vinos ya están agotados, pero Willy y Ramiro traerán botellas de su colección personal para los asistentes a la fiesta de Spanish Wine Lover. 

Dominio del Bendito
El francés Antony Terryn es uno de los más acérrimos defensores de Toro y de su “excepcional” patrimonio de viñedo viejo en plantación directa y/o prefiloxérico. Su suelo favorito es el de arena y defiende la singularidad del famoso Pago La Jara, situado al sur del municipio de Toro. 
Trabaja unas 22 hectáreas de las que 15 son en propiedad. Es de los pocos de la zona que utiliza el cemento para fermentar parte de sus vinos. En la elaboración se define “sencillo” y reconoce “funcionar por instinto” aunque si es necesario se apoya en la técnica. 

El Escocés Volante
Norrel Robertson es “el escocés volante”, un Master of Wine y flying winemaker que en 2003 eligió Calatayud como lugar de residencia para poder atender sus trabajos como enólogo en España y el sur de Francia, y acabó montando su propio proyecto centrado en la garnacha. Considera que en ningún otro país como España existe semejante riqueza y diversidad de garnachas y las de la zona de Aragón en la que trabaja ofrecen un infinito juego de suelos, altitudes y orientaciones.
Norrel traerá a la cata su Manda Huevos blanco y un par de novedades: El Mondongo y El Cismático. 

Emilio Hidalgo
La filosofía de Emilio Hidalgo, bodega jerezana fundada en 1874 y con la quinta generación de Hidalgos al frente, es mantener vivo el legado familiar y un estilo de elaborar y mezclar vinos en bodega, más allá de modas y estrategias comerciales.
Su fino La Panesa es uno de los referentes de vinos finos del Marco de Jerez por la profundidad y el carácter que le otorgan los 15 años de crianza biológica a los que está sometida. El resto de su gama sigue ese perfil tradicional de prolongados envejecimientos y soleras asentadas.
Podremos catar este día sus vinos La Panesa, El Tresillo, Marqués de Rodil y los olorosos  Villapanés y Gobernador.

Envínate
Alfonso Torrente, José Ángel Martínez, Laura Ramos y Roberto Santana se conocieron estudiando enología en Alicante y descubrieron que compartían una visión similar del vino. El resultado de su inquietud es Envínate, un proyecto que combina la consultoría enológica con vinos propios que elaboran en las mismas zonas donde asesoran.
Poco a poco se han convertido en la punta de lanza de una nueva forma de elaborar en España. Son grandes defensores de vinos frescos y atlánticos que muestran el terruño y las variedades locales por eso no es de extrañar que sus proyectos más importantes estén situados en (Canarias) y Ribeira Sacra (Galicia), sin desmerecer el trabajo que hacen en Almansa y Extremadura, donde también consiguen un perfil de vinos frescos y jugosos.

Fedellos do Couto & Peixes da Rocha
Con la experiencia de Fedellos do Couto en Ribeira Sacra, Curro Bareño y Jesús Olivares lanzaron Peixes da Rocha en Valdeorras, donde siguen explorando la geografía del Bibei que ya conocían en su vertiente de Ribeira Sacra con Fedellos do Couto. En este lado de río las viñas se encuentran en torno al municipio de Viana do Bolo, situado al sur de As Ermidas, pero que queda fuera de la zona de producción de la DO Valdeorras.
En Viana do Bolo se cultivan variedades tintas (mencía, gran negro, mouratón, tintorera, bastardo) y blancas (godello, dona blanca, palomino) en pequeñas parcelas plantadas en vaso sobre suelos muy brillantes por su alta proporción de mica. La elaboración se hace en una de las cuevas del viejo barrio de bodegas de Seadur. Tanto sus vinos de esta zona como de Ribeira Sacra están fuera de sus respectivas DOs por lo que tienen libertad para mezclar uvas de un lado y otro del río.

MicroBio Wines
Ismael Gozalo es un referente en la elaboración de blancos y de vinos naturales con su actual proyecto Microbio Wines. Capaz de codearse con productores de primera fila, su importador en Francia no es otro que el rey del Jura y del vino natural, Jean-François Ganevat.
Sus vinos nacen de las 27 hectáreas de viñedos familiares en Nieva (Segovia), una zona donde la viña vieja ha pervivido en los suelos arenosos de la zona y que le permiten un acercamiento multidimensional a la verdejo que se traduce en espumosos ancestrales, fermentación y crianza en tinajas sin pieles y con pieles a modo de vino naranja, trabajo con mostos muy turbios en reducción o envejecimiento en damajuanas de cristal. En su extensa gama conviven vinos con una dimensión más frutal y redonda, y otros que buscan una mayor mineralidad y expresión del suelo.

Pepe Mendoza Casa Agrícola
Pepe Mendoza es uno de los elaboradores más conocidos y respetados del sureste español por su trabajo al frente de los vinos de la bodega familiar Enrique Mendoza. En Casa Agrícola y junto a su mujer Pepa Agulló, Pepe desarrolla una propuesta mucho más íntima y personal en la que aplicar toda su experiencia e inquietudes.
El proyecto cuenta con 24 hectáreas entre viñedo propio y arrendado, la mayor parte en vaso y de secano en Vinalopó, al interior de Alicante, y en La Marina Alta, la zona tradicional de cultivo de moscatel.
Pepe traerá a la fiesta los dos primeros vinos de Casa Agrícola (blanco y tinto) además de Pureza orange 2017 y una muestra de tinaja del Merseguera-Moscatel Velo Flor 2017, que todavía no están en el mercado.

Ponce
Juan Antonio Ponce es uno de los productores que están contribuyendo a dignificar la imagen de los vinos de Manchuela, una zona tradicional de graneles y cooperativas. Allí regresó después de trabajar con Telmo Rodríguez para sacar el máximo potencial de los viñedos familiares de bobal, y de otros de moravia y albilla que ha recuperado para elaborar, como él dice, “vinos limpios, puros, sencillos, directos y sin maquillaje”.
La familia posee unas 17 hectáreas de viña pero trabaja un total de 40 en parcelas que no superan las 2,5 hectáreas de extensión y que se trabajan por separado.

Ronsel do Sil
Fundada en 2010, Ronsel do Sil elabora vinos de calidad en la DO Ribeira Sacra a partir de dos hectáreas de viñedo, parte propio y parte arrendado a viticultores de la zona, donde se cultiva mencía, merenzao, godello, treixadura y dona blanca. La totalidad de la superficie se vendimia a mano en los escarpados bancales característicos de la Ribeira Sacra.
Recientemente acaban de plantar un jardín de variedades autóctonas gallegas a los pies de la bodega, un antiguo lagar rehabilitado a orillas del rio Sil.

Sabinares
Este proyecto compartido entre cuatro amigos -David González y Juan Antonio Leza (ambos también en Gómez Cruzado en Rioja), el distribuidor Luis Martín y el enólogo Bécquer Prieto- está centrado en Covarrubias, la zona más oriental de la DO Arlanza con viñedos cultivados incluso por encima de los 1.000 metros. Aquí trabajan con viñas viejas, abundantes en la zona, en un paisaje de viñas en terrazas y laderas que a menudo comparten el espacio con cerezos y otros frutales.
Elaboran dos vinos en la zona: el tinto El Temido, una mezcla de tempranillo, mencía, garnacha y otras variedades del que una parte se cría en huevo, y un blanco con potencial de guarda y que se elabora mezclando todas las uvas blancas tomando como referencia la maduración de la albillo.

Sedella
El proyecto personal de Lauren Rosillo, conocido por ser el enólogo del grupo Familia Martínez Bujanda, surge de una localidad de apenas 400 habitantes perdida en las pizarrosas montañas de la Axarquía malagueña.
Allí elabora un par de tintos con garnacha y una variedad minoritaria llamada tomé así como un blanco con moscatel y un puñado de variedades prácticamente desconocidas. La tierra se trabaja con animales de tiro, arados romanos y técnicas ancestrales. El viñedo está certificado como ecológico y, como añadido, no se realizan tratamientos con cobre. Todos ellos son vinos de escasa producción y mínima intervención.

Valenciso
Luis Valentín y Carmen Enciso lanzaron su proyecto conjunto en 1998 y se instalaron en Ollauri con un modelo de vino claro, que se traduce en su Valenciso Reserva, un tempranillo procedente de viñedos viejos de Rioja Alta en los que se practica una viticultura sostenible o “razonada” y que se cría durante unos 16 meses de barricas de roble francés que se van renovando a razón de un tercio cada año. También se elabora un Valenciso blanco fermentado y criado en barrica, que incorpora garnacha blanca junto a la viura habitual, de forma que se consigue una textura algo más untuosa.

Viña Zorzal
El proyecto de los hermanos Xabier, Iñaki y Mikel Sanz se inicia con la elaboración de un graciano de la cosecha 2007, pero su desarrollo se ha centrado en la explotación de los viñedos viejos de garnacha junto con su amigo Rafael Regadera quien les descubrió el gran potencial de la zona de Fitero.
Cuentan con 40 hectáreas de viñedo en propiedad, 25 de ellas de garnacha en vaso; el resto es graciano y tempranillo junto con algo de garnacha blanca y chardonnay. Las elaboraciones se realizan en la antigua bodega familiar de Corella.

ARTICULOS RELACIONADOS

Las mejores fotos de la fiesta #LaviniaSWL
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: