Esta página utiliza cookies. La continuidad en la navegación implicará el consentimiento de su uso.Política de cookies ocultar
Pasión por el vino español

disfruta

del vino
en España
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
  • Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián
1. Sherry Festival en San Sebastián 2. César Florido 3. Tío Pepe en Rama 4. Antonio Barbadillo 5. Vinos de Emilio Hidalgo 6. Harveys 7. Los hermanos González 8. Algunos vinos catados en el festival Fotos: Abel Valdenebro y Yolanda Ortiz de Arri

Vinos recomendados

Diez vinos destacados del Sherry Festival de San Sebastián

Yolanda Ortiz de Arri | Martes 16 de Mayo del 2017

San Sebastián, hogar de un buen puñado de restaurantes estrellados, ha sido el destino que el Consejo Regulador de Jerez ha elegido este año para promocionar los vinos del Marco en España.

Como en las anteriores del Sherry Festival en Madrid, Barcelona y Valencia, se organizaron promociones en tiendas, catas y cenas maridadas para el público —en las que participan generalmente las bodegas con más músculo financiero. El día ocho de mayo también se celebró un showrooom para profesionales en el que estuvieron presentes 23 bodegas del Marco con unos 200 vinos y donde también se celebraron tres seminarios impartidos por Beltrán Domecq (VOS y VORS), César Saldaña (crianza biológica y vinos en rama) y Pepe Ferrer (taller de maridaje), del Consejo Regulador.

Con la inauguración de Fenavin un día después, algunas de las bodegas más pequeñas se vieron forzadas a elegir un único destino; otras, que desarrollan su actividad como négociants, no pueden participar en estos eventos de promoción excepto si lo hacen junto con los productores de los que seleccionan sus embotellados (como fue el caso de Sacristía AB de Antonio Barbadillo, presente en la mesa de Bodegas Yuste). Faltaban también otros productores que están elaborando vinos alternativos en la zona —Luis Pérez, Primitivo Collantes, La Callejuela, entre otros— pero la calidad e interés de muchos de los vinos allí presentes es incuestionable. 

Estos son diez de los vinos y productores que destacamos de todos los que pudimos probar, aunque bien podría haber 20 ó 30 referencias. La idea ha sido intentar abarcar estilos y precios variados. Realmente, es difícil que una región de este tamaño pueda concentrar tanta calidad.

Fino en Rama Peña del Águila, César Florido

Recién salido al mercado, esta bodega artesanal de Chipiona más conocida por sus excelentes moscateles no ha querido quedarse atrás en el boom de los vinos de crianza biológica en rama.

Está elaborado con palomino de un viñedo que César Florido, quinta generación de esta familia bodeguera presente en la zona desde el siglo XVIII, tiene en el pago Miraflores. La solera de este fino con cinco criaderas está conformada por unas 400 botas, de las que de momento saldrá al mercado una sola bota, la número dos.

A pesar de su origen 'pata negra' y de que se cría a unos 25 metros del océano Atlántico, este fino no pertenece técnicamente a la DO Jerez ya que la bodega no está en una de las tres ciudades nobles del Marco y lleva el distintivo menor de “Zona de Producción” que le corresponde a Chipiona. Al margen de la contraetiqueta, este fino tiene un aroma punzante y salino y sabrosidad en boca y recuerda casi más a una manzanilla que a un fino. 

PVP 14 € en la tienda física y por email a la bodega

Tío Pepe Fino en Rama 2017, González-Byass

Desde hace ocho años, Antonio Flores, “hacedor de vinos” de Bodegas González Byass, clasifica en el mes de octubre 100 botas de la solera Tío Pepe, que descansan en las bodegas centenarias de La Constancia en Jerez. En abril, el enólogo que mejor comunica de todo el Marco (merece la pena ver sus didácticos vídeos en YouTube), vuelve a hacer una segunda selección de 60 botas que serán las que se embotellan en la saca anual de primavera de Tío Pepe Fino en Rama.

La de 2017 lleva la fecha de embotellado en la contraetiqueta (21 de abril) y, a diferencia de años anteriores, ya no indica el tiempo óptimo de consumo. Aquellos días en los que se decía que los vinos en rama debían consumirse rápido son historia: el carácter más oxidativo y concentrado que deja el tiempo extra en botella en estos finos tiene muchos seguidores. 

Ahora mismo el vino es de color amarillo pálido con reflejos dorados. En nariz es aromático y elegante, con notas punzantes de flor y almendras, pero lo que destaca es su frescor y expresividad. Según Flores, es un vino “vivo y salvaje”.

PVP 16 € (tienda de la bodega, Wine Searcher)

Manzanilla Sacristía AB, Segunda Saca de 2016

Esta manzanilla es una selección de botas de Antonio Barbadillo, cuyas iniciales aparecen en las etiquetas de esta marca nacida a principios de esta década. Sacristía AB se embotella siempre en rama y sin clarificados ni filtrados, de ahí que sea normal que con el paso del tiempo aparezcan restos de flor en el fondo de la botella. Antonio la selecciona en el otoño y después la mantiene en reposo durante unos meses para que se estabilice. Esta saca, que se embotelló a finales de marzo, contiene un vino fresco, salino, quizás más vivo que en otras sacas y con una intensidad más pronunciada.

Proviene de soleras viejas con unos 8-10 años de crianza bajo velo de flor de Bodegas Yuste, donde también selecciona un extraordinario amontillado de la antigua solera del Conde de Aldama.

PVP: 15 € botella de 37.5cl (Vinissimus, Wine Searcher)

El Tresillo Amontillado Fino, Emilio Hidalgo

Esta bodega jerezana sigue fiel al estilo clásico de sus vinos, con crianzas muy largas y ajena a la moda de lanzar al mercado vinos en rama. Este amontillado fino proviene de la solera de este mismo nombre y realmente es un fino que ha ido perdiendo la flor con el paso del tiempo y que después comienza una crianza oxidativa. En total este vino pasa unos 15 años en bota antes de salir a la venta.

Debido a ese paso por velo tan prolongado, es más pálido que otros amontillados y conserva un punto punzante que se combina con notas amargas, de frutos secos y de ebanistería asociadas a la crianza tradicional. Su hermano mayor, El Tresillo Viejo 1874, proviene de la misma solera fundada en ese año. Despliega gran concentración y carácter y tiene una edad media que ronda los 50 años. Este Tresillo 'joven' tiene un precio casi de saldo para la calidad y años de crianza que tiene a sus espaldas.

PVP: 28 € (Ideavinos, Wine Searcher)

Amontillado Seco Harveys

Tras la compra del magnate filipino Andrew Tan de los activos de Domecq, Fundador, Terry y Harveys para integrarlos en el grupo Fundador, muchos en la industria respiraron con alivio al ver que el nuevo propietario no parecía tener intención de trocear de nuevo estos nombres históricos.

Y aunque Fundador esté centrado principalmente en el brandy, el vino parece que es un elemento importante dentro del esquema empresarial del millonario de origen chino. La gama VORS, cuyas soleras nacieron a principios del siglo XX, se acaba de relanzar con una nueva y elegante presentación, igual que la gama premium, que cuenta con seis vinos que van desde el fino hasta un cream viejo.

Con un perfil más comercial que otros amontillados secos clásicos pero sin dejar de ser fino y elegante, el de Harveys pertenece a una solera fundada en 1928 cuyas uvas se seleccionan de El Majuelo, 200 hectáreas de viña que la bodega posee en el pago Macharnudo.

PVP: 15 € botella de 50cl (consultar puntos de venta en bodega)

Oloroso Seco VORS, Barbadillo

Barbadillo es una de las bodegas más importantes de Sanlúcar. No solo es el mayor productor de manzanilla sino que también cuenta con un número considerable de referencias gracias a las más de 12.000 botas que descansan en sus cascos de bodega repartidos por toda la ciudad.

Su gama de vinos VORS, con al menos 30 años de edad media acreditada y producciones limitadas, a veces quedan eclipsados por las Reliquias —los vinos de la familia que no se han rociado en 150 años, y que se comercializan con cuentagotas a precios superiores a los 1.300 €.

Aunque no sea una Reliquia, este Oloroso es una de las joyas dentro de los VORS. Es un vino de crianza oxidativa, armonioso y equilibrado con notas de piel de naranja y café y una finura que le hace parecer más dulce de lo que es. Elegante y muy persistente.

PVP: 90,50 € (Vila Viniteca)

Palo Cortado En Rama, Cruz Vieja

Esta pequeña bodega familiar de Jerez comenzó su andadura en 1972 de la mano de Faustino González, un médico que compró una vieja solera y siete hectáreas de viña que hoy en día están en producción integrada y donde se mantiene la tradicional poda de vara y pulgar. Como almacenistas vendían su producción a bodegas como Álvaro Domecq o Lustau, pero desde 2014 comercializan una pequeña cantidad de fino, amontillado, oloroso y palo cortado —todos en rama— bajo la marca Cruz Vieja.

Cuenta Jaime González, uno de los cinco hermanos que trabajan en la bodega y en la que él hace las funciones de capataz (un término que prefiere al de enólogo), que su padre lo bebía cuando era joven e iba al cine. “Por aquel entonces era un vino barato”, explica. Hoy en día la cosa ha cambiado y el palo cortado se elabora en pequeñas producciones. De las 480 botas existentes en la bodega, ubicada en la parte alta de Jerez, sólo 17 se destinan para el palo cortado, que comienza su vida bajo velo de flor para pasar a ser criado de forma oxidativa en las botas tradicionales de jerez. Seco y con un punto punzante, en boca es elegante y mezcla la finura del amontillado con la intensidad del oloroso.

PVP: 37,50 € (El Petit Celler, Wine Searcher)

Cream Viejo Piñero, Bodegas Juan Piñero

Elaborado con un 75% de palomino fino procedente del Pago del Hornillo en Sanlúcar de Barrameda y 25% de pedro ximénez, el Cream de Piñero tiene una edad media de 20 años. La asesoría enológica corre a cargo de Ramiro Ibáñez desde 2013, año en el que comenzaron a elaborar y comercializar su propio vino.

Más conocida por su excelente manzanilla Maruja, son pocas las botas que esta bodega del Barrio Bajo sanluqueño guarda de este cabeceo de oloroso y px, del que se hacen un par de sacas anuales. De color caoba oscuro, es un vino en el que el poderío del oloroso está equilibrado con una textura golosa y aterciopelada pero nada empalagosa. Es difícil no terminarse la botella cuando se combina con una tabla de quesos de pasta blanda.

PVP: 19,90 € botella de 50cl en Lavinia y Wine Searcher

Moscatel de Pasas Los Madroñales, Cooperativa Católico-Agrícola

La historia del moscatel está unida a Chipiona y también a esta cooperativa fundada en 1922. Integrada hoy en día por 170 viticultores que controlan 280 hectáreas de viña en producción integrada, esta bodega gaditana produce el 85% del moscatel de la DO Jerez.

De color caoba oscuro y alta concentración de azúcar, en este moscatel destaca el aroma de uva pasa, dátiles y tostado con fondo de cacao y vainilla. Untuoso y con cuerpo, este vino tiene una relación calidad-precio imbatible.

PVP: 8,20 € en la tienda de la bodega y Wine Searcher

Pedro Ximénez VORS, Mons Urium

Urium es una de las bodegas más pequeñas de Jerez y pertenece a la familia Ruiz, originaria de Moguer (Huelva). Rocío Ruiz, hija del propietario y enóloga de la casa, es la cara visible de la bodega, que comenzó su andadura en 2009 con un casco de bodega en el centro de Jerez y unas 500 botas de vino viejo. Una de esas soleras viejas es la de este pedro ximénez, con unos 50 años de edad. De color caoba oscuro, es un vino denso y concentrado con 400 g/l de azúcar y con aromas de pasas, miel, café y fondo de azúcar quemado.

En boca es untuoso y persistente y se presenta en una botella estilizada, muy diferente de las habituales en jerez. La bodega también ha lanzado una edición limitada de 400 unidades (75 €) en un curioso envase con forma de botella de perfume gigante en un estuche aterciopelado.

PVP: 39,90 € botella de 50cl (Ideavinos, Wine Searcher)

ARTICULOS RELACIONADOS

“Con el Jerez se han hecho auténticas perrerías”
Catando jereces de los años 40 con Antonio Flores
De bodegas y tapas por El Puerto y Sanlúcar
De bodegas y tapas por Jerez
El jerez y las cocinas del mundo: todo es posible
Tesoros del sur (I): manzanilla
Vinos de Jerez: Guía básica sobre estilos y maridajes
Barbadillo o el coraje de enfrentarse al cambio
Jerez al completo: una recopilación de artículos sobre la región
Bebiendo historia en Emilio Hidalgo
0 Comentario(s)
Comenta este artículo*
Recuérdame:
política de privacidad
*Todos los comentarios serán validados por un moderador antes de su publicación: